Tribuna Roja Nº 2, agosto de 1971

EDITORIAL: COLOMBIA RECHAZA "AUTONOMÍA PRECARIA"

En los discursos de los presidentes de la República al congreso, como el que pronunciara Misael Pastrana Borrero el pasado 20 de julio para dar comienzo a un nuevo período de la pantomima parlamentaria, se tocan todos los temas, se anuncian montones de proyectos y medidas contra las masas trabajadoras, se responsabiliza al pueblo de las calamidades públicas, se alaba a la Iglesia y se agradece el "patriotismo" de las Fuerzas Armadas por el fiel cumplimiento de sus labores represivas y el respeto a la Constitución, es decir, por no haber dado el golpe de Estado tan célebremente conocido en los países neocoloniales de América Latina como el clásico "cuartelazo". No falta tampoco en estos discursos la consabida llamada de atención al desacreditado Parlamento para que guarde una mejor compostura y contribuya a favorecer por lo menos las apariencias del sistema. Pero entre toda la cháchara oficial hay algo que se está volviendo fórmula ritual, manifestación obligada de todos los gobernantes que llegan al palacio presidencial, y es la expresa declaración de que nuestro país no puede prosperar y desarrollarse económicamente basándose en sus propios esfuerzos, sino que requiere del tutelaje de los monopolios imperialistas, de la "colaboración" del imperialismo yanqui, principal saqueador de nuestros recursos y causa principal de nuestro atraso.

TRIUNFO DIPLOMÁTICO CHINO

Cuando el pasado 16 se conoció en el mundo entero el comunicado expedido en Pekín, a nombre de los gobiernos de la República Popular China y de los Estados Unidos, por Chou En-lai, primer ministro chino, y Henry Kissinger, enviado especial del presidente Nixon, a muy pocos se les escapó la sensación de que China había ganado una victoria de primer orden en el plano de la política internacional.

"El Primer Ministro Chou En-lai y el doctor Henry Kissinger, asistente del Presidente Nixon para los asuntos de seguridad nacional, - dijo textualmente el anuncio -, sostuvieron conversaciones en Pekín del 9 al 11 de julio de 1971.

EL PROLETARIADO Y EL PUEBLO CON LA U.S.O.

El país entero ha visto con estupor e indignación la forma criminal como el gobierno ha reprimido a los trabajadores de ECOPETROL. Los hechos de Barrancabermeja traen a la memoria masacres como la de Santa Bárbara, en 1963, cuando el ejército rompió la huelga de los obreros de Cementos El Cairo, dejando un saldo de 13 muertos y decenas de heridos. En Barranca la bestia militar cobró ya sus víctimas: varios heridos y el compañero Fermín Amaya asesinado, en la operación de desalojo de los huelguistas. Pero el caso de Barranca es mucho más grave, si se tiene en cuenta el conjunto de la política fascista que se cierne sobre el país y lo que con estos hechos se anuncia contra la clase obrera y el pueblo colombianos. Los acontecimientos de Barranca son una provocación descarada, un desafío que el gobierno monta al proletariado de manera fría, calculada y alevosa.

GRAN PLENO REVOLUCIONARIO DEL BLOQUE DE ANTIOQUÍA

Durante los días 7 y 8 de agosto se efectuó en Medellín el Gran Pleno Revolucionario del Bloque Sindical Independiente de Antioquía. Se hicieron presentes las federaciones sindicales integrantes del Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario MOIR, como el Frente Sindical Autónomo del Valle, el Bloque Sindical Independiente de Santander y demás organizaciones sindicales independientes y revolucionarias de Bogotá, Tolima, Nariño, Popayán, Meta, Caldas y la Costa. Estaban allí, asimismo, delegaciones de la Juventud Patriótica (JUPA), intelectuales y artistas revolucionarios. Es de destacar especialmente la numerosa delegación de campesinos, cuya presencia constituyó uno de los aspectos más destacados del evento.

LOS PRINCIPIOS DE LA COMUNA GUÍAN LA REVOLUCIÓN EN AMÉRICA LATINA

En marzo de 1871 el proletariado de París, empuñando el fusil, derrocó a la burguesía, destruyó la maquinaria burocrático - militar e implantó su dictadura: la Comuna de París. Su formidable lucha por establecer y defender el primer poder obrero en la historia constituyó un gran salto adelante de la revolución proletaria mundial. Allí se forjaron principios que "se manifestarán una y otra vez hasta que la clase obrera consiga la liberación" y que, heredados y desarrollados por Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao Tsetung, son la segura guía para la acción del proletariado y los pueblos en su combate contra el imperialismo norteamericano y todo sus lacayos, y para la construcción del socialismo y el paso al comunismo.

POR UNA CENTRAL OBRERA INDEPENDIENTE Y REVOLUCIONARIA

SINTRASIDELPA

La Asamblea General del Sindicato de Trabajadores de Siderúrgica del Pacífico, reunida en la fecha y considerando:

1°- Que desde el nacimiento de nuestra organización sindical, tanto la CTC, como FESTRALVA Y FETRAMECOL ejercieron una dirección patronal y entreguista rechazada por la inmensa mayoría de los trabajadores que en una valiente lucha desafiliamos nuestra organización de esas centrales patronistas, iniciando resueltamente la lucha por nuestras reivindicaciones económicas y políticas que son las mismas de todo el proletariado.

2°- Que para llevar adelante nuestro pliego de peticiones y derrotar las pretensiones de la empresa y los elementos patronales incrustados en nuestras filas, la decisión de lucha de los trabajadores fue un elemento decisivo que obedece fundamentalmente al reconocimiento del papel patronal y entreguista de las centrales patronales y reformistas que durante más de cuarenta años han venido traicionando a nuestra clase y a nuestro pueblo.

ACEB: TRIUNFO DE LAS FUERZAS REOLUCIONARIAS Y DERROTA DEL OPORTUNISMO REVISIONISTA

Del 17 al 22 de agosto, se celebró en Bogotá la V Asamblea Nacional de Delegatarios de la Asociación Colombiana de Empleados Bancarios (ACEB), en la cual los trabajadores bancarios desenmascararon y derrotaron a la camarilla reaccionaria y revisionista incrustada desde hace varios años en la dirección de su organización. Culminó así a favor de las fuerzas revolucionarias una importante etapa de lucha interna contra la política oportunista de derecha, impulsada por los revisionistas colombianos, de economismo, conciliación con los patronos, burocratismo y divorcio total de las bases.

HOMENAJE DEL MOIR A LA REVOLUCIÓN CUBANA

El 26 de julio pasado, conmemorando un nuevo aniversario del histórico asalto al Cuartel Moncada, primera acción del pueblo cubano dirigido por su máximo líder, el Comandante Fidel Castro, contra la oprobiosa dictadura de Batista, en defensa de los derechos nacionales y democráticos de Cuba, el Frente Sindical Autónomo del Valle (FSA), filial del MOIR, realizó un acto de solidaridad, con la asistencia de dirigentes de la delegación deportiva de Cuba a los VI Juegos Panamericanos.

El auditorio del Sindicato de Trabajadores de las Empresas Municipales de Cali se hallaba totalmente colmado y se vivieron momentos de gran emoción revolucionaria cuando hicieron su entrada los compañeros cubanos, a los acordes del himno "26 de julio". Los trabajadores prorrumpieron en aplausos y lanzaron consignas apoyando la lucha anti-imperialista del pueblo cubano. En nombre del MOIR, el compañero Carlos Valverde presentó el saludo a la delegación cubana, presidida por el compañero Manuel González Guerra, e hizo un recuento histórico de la revolución cubana y del gran significado del 26 de julio en el contexto de las luchas de los pueblos de América Latina contra el imperialismo norteamericano. A continuación, el compañero Demetrio Alfonso, integrante de la delegación del hermano pueblo cubano, presentó un saludo al proletariado revolucionario y a todo el pueblo colombiano y, emocionadamente, recalcó que la amistad que une a los pueblos de Cuba y Colombia es muy estrecha. Hizo un balance de las conquistas conseguidas por el pueblo cubano en sus luchas contra el imperialismo y sus lacayos, en materia educativa, sanitaria, agraria, etc., y en los deportes, que han dejado de ser un negocio de pocos para convertirse en una actividad plenamente popular atendida totalmente por el Estado. Al terminar su intervención, el compañero Alfonso fue largamente aplaudido y los trabajadores manifestaron su pleno respaldo a los deportistas cubanos en los Juegos Panamericanos, deseándoles grandes victorias.

TRABAJADORES DE CEMENTOS DEL VALLE

La Asamblea General del Sindicato de Trabajadores de Cementos del Valle, reunida en la fecha y considerando:

a) Que el sindicato está afiliado en la actualidad a la Confederación Sindical de Trabajadores de Colombia (CSTC), a la Federación Nacional de Trabajadores del Cemento y Materiales de Construcción (Fenaltraconcem) y a la Federación de Trabajadores del Valle (Fedetav).

b) Que el afiliarse a dichas entidades, las cuales contribuyó a crear, lo hizo teniendo en cuenta la imperiosa necesidad que existía de contribuir al proceso de unidad de la clase obrera, al desarrollo de un sindicalismo independiente de la tutela confesional, patronal y gubernamental y promover una verdadera línea de clase que le permita a la clase obrera educarse, luchar por sus derechos y cumplir su papel de vanguardia de las clases oprimidas y explotadas.

EL GOBIERNO, LA MANO NEGRA Y LOS MAMERTOS CONTRA EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL COLOMBIANO

El primer semestre de 1971 registró el movimiento estudiantil más consciente y poderoso de toda la historia del país. Fueron seis meses de ininterrumpida lucha de la juventud colombiana. Las dos características destacadas de este movimiento han sido la clara orientación antiimperialista y la participación masiva y valerosa de todos los universitarios, los estudiantes de secundaria, los profesores y las directivas consecuentes. La juventud ha colocado como objetivo central de su lucha la supresión del dominio del imperialismo yanqui sobre la educación. Ha sido un decidido combate contra la cultura neocolonial y semifeudal en defensa de la cultura nacional y científica de las grandes masas populares en lucha contra el imperialismo y sus lacayos. Este movimiento ha dejado establecidos los lineamientos fundamentales de la revolución en el campo de la cultura. El proletariado, el campesinado y el resto del pueblo colombiano dieron su apoyo incondicional a la lucha de los estudiantes, lucha que arroja la gran enseñanza de que la revolución cultural hace parte entrañable de todo el proceso de la revolución colombiana. La revolución cultural antecede, prepara las condiciones y eleva la conciencia de las masas, sin lo cual no es posible el triunfo de la revolución. El proletariado asimila estas experiencias que son fruto de la práctica de las masas, y, al hacerlo, contribuye decisivamente a dirigir y apoyar el movimiento estudiantil.