Tribuna Roja Nº 22, primera quincena de abril 1976

LA REACCIÓN PROPUGNA SOLUCIÓN DE FUERZA

- Unión de todos los patriotas por la salvación nacional proponen el MOIR y el MAC

- Respaldo incondicional a las luchas de las masas populares

La farsa de la democracia representativa oligárquica ha quedado plenamente demostrada en la contienda electoral próxima a concluir. Esta se desarrolló bajo el imperio del estado de sitio y los consejos verbales de guerra. Cientos de activistas del MOIR fueron encarcelados en los últimos dos meses y por lo menos diez condenados en juicios sumarios apenas que oscilan entre treinta días y un año de prisión. ¿La Causa? Estar adelantando la labor de agitación, propagada y organización partidaria. La semana pasada le fueron prohibidas al MOIR dos grandes manifestaciones, la una que debió realizarse el viernes 2 de abril en Popayán y la otra programada, como es de amplio conocimiento, para el 9 de abril, en la Plaza de Bolívar de Bogotá, a manera de cierre de todo el debate. Igualmente se nos negó en Cali la Plaza de Cayzedo y la concentración principal que teníamos proyectada para esta ciudad hubo de efectuarse en un lugar de difícil acceso para las gentes. Cabe señalar que los otros partidos de oposición han recibido parecido tratamiento. La suspensión de las manifestaciones en Bogotá conlleva el deliberado propósito de interferir la acción de las agrupaciones distintas al liberalismo y el conservatismo, ya que ninguna de las fracciones de éstos se atrevieron a medir fuerzas con sus contradicciones políticos en un acto central en la capital del país.

EDITORIAL: FORJEMOS UN FRENTE ÚNICO CON PROGRAMA REVOLUCIONARIO Y DEMOCRACIA INTERNA

Pasamos por un momento de suma gravedad y de gran confusión. De un tiempo para acá nadie en Colombia puede vivir tranquilamente. Las clases dominantes se debaten en la peor crisis de su historia y, agotadas sus posibilidades de engaño al pueblo, han empezado ya a buscar desesperadamente una salida, cualquiera que ella sea, con tal que les permita continuar gobernando al país. Las clases dominadas no soportan más el peso de la explotación y, deshaciéndose de los últimos vestigios de mansedumbre, se rebelan contra el régimen en múltiples y diversos combates, demandando un cambio que remedie de raíz sus males seculares. Lo delicado del periodo histórico porque atraviesa Colombia estriba en que aunque las fuerzas de la reacción se encuentran cada día más y más acorraladas, aún mantienen intactos todos los instrumentos del Poder. Las fuerzas revolucionarias se desarrollan aceleradamente y pasan a la ofensiva en muchos campos, pero todavía no han logrado tomar la iniciativa en el conjunto del panorama político de la nación ni coordinar sus contingentes en forma que logren abatir cualquier golpe o maniobra de sus enemigos. Para la revolución comienzan nuevas y duras dificultades que le demandan un tratamiento adecuado y oportuno si desea resultar airosa de la prueba. Estamos obligados a trazarle un rumbo acertado a nuestra acción, apoyándonos en los aspectos positivos de las condiciones actuales, aprovechando al máximo las contradicciones insuperables de la reacción y partiendo del convencimiento de que todos los colombianos, en una u otra forma, quiéranlo o no, tarde que temprano y se a cual fuere el sitio que ocupen en la sociedad, tendrán que participar en la recia contienda política y tomar partido entre los bandos claramente defendidos que se disputan la supremacía: o al lado de las minorías oligárquicas que entregan al país al imperialismo norteamericano y sojuzgan a las masas, o al lado de las mayorías populares que pugnan por la liberación nacional y las transformaciones revolucionarias.

GRANDES MANIFESTACIONES DE CIERRE DE CAMPAÑA

Entre el 4 de febrero y el 7 de abril el MOIR llevó a cabo su gira nacional recorriendo el país de sur a norte y de oriente a occidente. Los dirigentes nacionales de nuestro partido, Ricardo Samper, Carlos Bula Camacho, Marcelo Torres y Víctor Manuel Moreno, acompañados por numerosos dirigentes del MOIR y de organizaciones aliadas, así como personalidades patrióticas y dirigente populares, presidieron manifestaciones, concentraciones y mítines en los 22 departamentos y cuatro independencias, incluyendo varias regiones de gran importancia, tales como el Magdalena Medio, la zona azucarera del Valle del Cauca, las zonas bananeras de Urabá y Santa Marta, el Valle del Patía y los enclaves petroleros de Tibú y Barrancabermeja.

EL PARO DEL MAGISTERIO: PUJANTE JORNADA NACIONAL DE LUCHA

Con el pretexto de encarar la “escalada subversiva”, el mandato de hambre ilegalizó el paro nacional de los educadores del 25 de marzo, suspendió las personerías jurídicas de Fecode, Aceinem, Andepet y Acpes, rompió toda negociación sobre el pliego petitorio, destruyó a los más reconocidos dirigentes y sancionó a centenares de maestros utilizando el decreto 528. El comité ejecutivo y la junta nacional de Fecode reiteraron, sin embargo, el cese de actividades para el 6 y 7 de abril, como respuesta a la escalada represiva del régimen liberal–conservador. A lo largo y ancho del país, los institutores repitieron en esos días las consignas de lucha aprobadas por el 23º Pleno Nacional y coreadas durante el exitoso para de finales de marzo.

LA LUCHA ESTUDIANTIL: VALEROSO RECHAZO A LAS PROVOCACIONES OFICIALES

Con la más feroz represión que se haya registrado en Colombia en los últimos tiempos pretende el gobierno lopista detener el movimiento estudiantil que desde enero ha venido cobrando fuerza y amplitud, así, a los consejos verbales de guerra se ha sumado una serie de decretos represivos, ocupaciones militares a término indefinido de los claustros y orden de disparar contra las manifestaciones estudiantiles. El miércoles 31 de marzo en las horas del mediodía, y después de oscuras provocaciones, a las que respondieron enérgicamente los estudiantes, la soldesca invadió los predios de la Universidad Nacional, y provocó disturbios cuyo origen tratan en cano de atribuirle las autoridades al alumnado, que encontraba en clases. Durante la batalla que libraron los estudiantes contra la inusitada invasión militar, cayó asesinado a bala Luis Alexis Omaña García, alumnos de Zootecnia. Ante este crimen, el estudiantado bogotano redobló su decisión de lucha, y combatió con la fuerza pública hasta la madrugada del 2 de abril.

EL 18 DE ABRIL: CONTRA EL MANDATO DE HAMBRE VOTE POR EL MOIR

Vamos a elecciones en 22 departamentos 4 intendencias y centenares de municipios Las siguientes son las principales cabezas de las listas unitarias del MOIR

ANTIOQUIA Asamblea:

Jaime Zuluaga Pineda Amparo España Alonso Berrio Guillermo Escobar Hernando Pinzón Gonzalo Mejía

Concejo de Medellín: Amilcar Acosta María Teresa Arango Gabriel Fonnegra Luis Vásquez Jorge Iván Zapata Fabio Casas

ATLANTICO Asamblea: Luis Eduardo Peña – Robison Castro Concejo de Barranquilla: Carlos Bula Camacho – Rafael Osorio

BOLIVAR

Asamblea: Antonio Caballero Cabarcas