Tribuna Roja Nº 23, septiembre de 1976

¡GLORIA ETERNA AL CAMARADA MAO TSETUNG!

“ Para asegurar que nuestro Partido y nuestro, país no cambien de color, debemos no sólo tener una línea y política correctas, sino también preparar y forjar decenas de millones de continuadores de la causa revolucionaria del proletariado.

El problema de prepara continuadores de la causa revolucionaria del proletariado, en el fondo, se trata de si la causa revolucionaria marxista - leninista iniciada por los revolucionarios proletarios de la vieja generación tiene quien la siga llevando adelante, si la dirección de nuestro Partido y Estado seguirá en manos de los revolucionarios proletarios, si nuestros descendientes continuarán marchando adelante por el correcto camino trazado por el marxismo - leninismo, o sea, si podemos precavernos con éxito contra una repetición del revisionismo de Jruschov en China. En una palabra se trata de un problema importantísimo que afecta al destino y a la misma existencia de nuestro Partido y nuestro Estado. Se trata de un problema de importancia fundamental para la causa revolucionaria del proletariado para cien, mil e incluso diez mil años. Inspirados en los cambios operados en la Unión Soviética, los augures imperialistas ponen su esperanza de la ‘evolución pacífica’ en la tercera o cuarta generación del Partido chino. Hemos de hacer fracasar completamente este vaticino imperialista. Tenemos que prestar atención, de arriba abajo, amplia y constantemente, al problema de preparar y forjar continuadores de la causa revolucionaria.

EL PROLETARIADO CULMINARÁ LA OBRA DE MAO TSETUNG

Mensaje de condolencia del MOIR al Partido Comunista de China

Camaradas Comité Central del Partido Comunista de China Pekín, China.

Cuando el Partido Comunista de China dio la infausta noticia de que el camarada Mao Tsetung había muerto en la madrugada del 9 de septiembre y ésta se conoció segundos en el orbe entero, los obreros, los pueblos y las fuerzas y personas progresistas de los cinco continentes lloraron la pérdida irreparable de su más querido y respetado dirigente internacionalista. Hondo y doloroso impacto producen en todo el mundo el vacío inconmensurable que deja el fallecimiento del camarada Mao Tsetung. Diversas personalidades, jefes de gobierno, líderes de movimiento y partidos se han apresurado a reconocer en el máximo representante de los 800 millones de seres del pueblo chino, a una de las figuras estelares de este siglo y a uno de los conductores políticos que más profundamente ha incidido en grandes transformaciones históricas. La maravillosa epopeya de su vida al servicio de la causa de la clase obrera y la sabiduría de su pensamiento comprobada en innumerables batallas triunfales como guía segura de quienes luchan por la revolución y el progreso, colocan a Mao Tsetung entre los benefactores esclarecidos de la humanidad. Aplicó el marxismo - leninismo a las condiciones concretas de lucha que le correspondió vivir, lo enriqueció y llevó a una etapa más alta de su desarrollo. A partir del proceso original, constante y acelerado de la revolución china durante cincuenta años, su obra magistral y monumental vivo a su talento creador. Mao Tsetung no sólo contribuyó a caminar la fisonomía del mundo, sino que sistematizó geniales leyes universales del cambio social válidas para todos los países. Leal discípulo de Marx, Engels, Lenin y Stalin, Mao Tsetung pasa junto a ellos, concluido el ciclo de su existencia, a completar la gloriosa galería de los inmortales maestros del proletariado. Como heredero legitimo de las excelsas virtudes milenarias del pueblo chino, cuya historia sin par está llena de múltiples acciones heroicas, de aguerridos combatientes en defensa de la justicia y la verdad de nobles científicos, pensadores y artistas, Mao Tsetung fue depositario de sus mejores tradiciones revolucionarias y encarnación de sus más nobles y hermosos ideales. Por eso Mao se constituyó en el centro aglutinante y orientador de la nación más populosa de la Tierra, constituyó el glorioso y correcto Partido Comunista de China, factor dirigente de la revolución china, organizó prácticamente de la nada un invencible ejército popular, derrotó a todos los enemigos internos y externos del país y fundo la República Popular China, hoy la patria socialista de una cuarta parte de la humanidad. En un tiempo relativamente corto China se convirtió de una vasta región ocupada, dividida y económicamente atrasada en un país independiente, unido, grande y prospero, avanzada de la revolución mundial y ejemplo inspirador de todos los revolucionarios del planeta. Y por eso miles de millones de personas al mirar consternadas hacia la tumba recién abierta, se explican este portentoso fenómeno de la época con la exclamación de que ¡sólo un pueblo como el pueblo chino podía producir un dirigente como el dirigente Mao!

DEMOSTRACIONES DE PENSAR EN TODO EL PAÍS

En la madrugada del 9 de septiembre comenzaron a transmitirse por la radio las primeras informaciones sobre el fallecimiento del camarada Mao Tsetung, líder del pueblo chino, dirigente del proletariado mundial y el más grande marxista - leninista de la época contemporánea. La militancia del Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario (MOIR) y las masas populares recibieron la noticia con profunda consternación. En las horas de la mañana, la sede nacional del Partido se colmó de militantes que acudían a expresar su dolor.

Una reunión del Comité Ejecutivo Central, convocada en forma extraordinaria apenas se conoció la noticia, aprobó un Comunicado de Prensa que se envió de inmediato a todos los medios informativos. Igualmente, el Comité Ejecutivo Central emitió una Circular Interna, llamando a la milicia a desarrollar un intenso movimiento de estudio del pensamiento de Mao Tsetung.

DIRECTIVA DEL MOIR ANTE LA MUERTE DE MAO TSETUNG

A todos los militantes

El proletariado y los pueblos del mundo afrentan hoy con profundo dolor la muerte del camarada Mao Tsetung, el esclarecido maestro que les señaló un camino de victorias en la larga marcha hacia su liberación definitiva. Conmovido íntimamente ante esta pérdida y como el mejor homenaje a su memoria, nuestro Partido ha expresado su firme determinación de convertir su dolor en fuerza, a fin de contribuir a impulsar las tareas históricas que le corresponden al proletariado y al pueblo de Colombia.

Para el cumplimiento de este propósito es justamente indispensable intensificar y sistematizar el estudio del marxismo–leninismo y del desarrollo que en todos sus aspectos le dio al camarada Mao Tsetung. Al hacerlo, debemos partir del hecho de que, si bien podemos proclamar que siempre nos hemos atenido a los principios del marxismo–leninismo–pensamiento de Mao Tsetung, nuestro nivel teórico es aún bajo y está rezagado en relación con la rica practica revolucionaria de nuestro pueblo, siendo éste un problema cuya solución es más urgente y necesaria en momentos en que el imperialismo norteamericano a través del gobierno vendepatria de grandes terratenientes sume cada vez más al pueblo en la miseria y la opresión; en momentos en que ese mismo imperialismo, asediado por contradicciones insuperables que lo hacen declinar hacia una posición defensiva, y el social imperialismo soviético, comprometido por los dirigentes revisionistas de Moscú en una ofensiva general expansionista, libran una encarnizada contienda por repartirse el planeta, recurriendo a la amenaza, la intervención, el saqueo y la invasión contra los pueblos nacionales, especialmente contra el tercer mundo.

PERSONALIDADES COLOMBIANAS EXALTAN DIMENSIÓN HISTÓRICA DE MAO TSETUNG

Destacados dirigentes políticos, escritores, pintores, actores, periodistas e intelectuales de nuestro país expresaron su pesar ante el fallecimiento del camarada Mao Tsetung, relievando de manera unánime la formidable significación histórica de su vida y obra.

Mensaje de la Alianza Nacional Popular ANAPO: Comité Central Partido Comunista Gobierno República Popular China Pekín Como representantes del partido Alianza Nacional Popular y como voceros sectores populares, campesinos, obreros, clase media colombianos, expresámosles nuestras condolencias muerte presidente Mao Tsetung. Lucha emprendida pueblos Asia, Africa, América Latina por liberación nacional hemos visto durante muchos años el papel realizado pueblo chino. Basados nuestros propios esfuerzos tal como lo enseñara el gran líder, América Latina continuará avanzando tareas lleven liberarla dominio clases oligárquicas, señores semi–feudales e imperialismo norteamericano. Fraternales saludos.

MOVIMIENTO CAMPESINO EN JUNÁN

Extractos del “informe sobre una investigación del movimiento campesino en Junán”, escrito por el camarada Mao Tsetung en marzo de 1927.

Los llamados “excesos”

“Hay otros que opinan: ‘Cierto que las asociaciones campesinas son necesarias, pero están cometiendo demasiados excesos’. Así razonan los que mantienen una posición intermedia. Pero ¿qué ocurre en realidad? Es verdad que en las aldeas los campesinos ‘se han desmandado’ hasta cierto punto. Las asociaciones campesinas, que gozan de autoridad suprema, no dejan ni abrir la boca a los terratenientes y reducen a polvo su prestigio. Todo esto viene a ser como si después de derribarlos por tierra les pusieran el pie encima. Los campesinos amenazan a los déspotas locales y shenshi* malvados diciendo: ‘Te vamos a anotar en el otro registro!’ Les imponen multas, los cargan de contribuciones y destruyen sus palanquines. Irrumpen en masa en las casas de los déspotas locales y shenshi malvados que se oponen a las asociaciones campesinas, degüellan sus cerdos y consumen sus cereales. Se permiten incluso arrellanarse un momento en los lujosos lechos de sus hijas y nueras. A la menor provocación, efectúan arrestos, colocan cucuruchos de papel a los arrestados y los hacen desfilar por las aldeas, diciéndoles: ‘Ahora si que nos vas a conocer bien shenshi malvado!’ Haciendo cuanto les viene en gana y volviéndolo todo patas arriba, han creado una especie de terror en el campo. Eso es lo que algunos llaman cometer ‘excesos’, ‘sobrepasar los límites justos al corregir un error’ y ‘cometer actos abusivos’. Tales opiniones parecen razonables, pero en realidad son también erróneas. En primer lugar, son los propios déspotas locales, shenshi malvado y terratenientes sin ley quienes han forzado a los campesinos a actuar así. Por siglos, se han aprovechado de su poder para tiranizar y pisotear a los campesinos’, de ahí que éstos hayan reaccionado tan enérgicamente. Las rebeliones más violentas y los desordenes más graves han tenido lugar invariablemente allí donde los déspotas locales shenshi malvados y terratenientes sin ley habían perpetrado los peores ultrajes. La mirada de los campesinos es penetrante. Se dan perfecta cuenta de quién es malo y quién no lo es, quién es el peor y quién no es tan perverso, quién merece severo castigo y quién trato clemente, y muy rara vez el castigo no corresponde al crimen. En segundo lugar, hacer la revolución no es ofrecer un banquete, ni escribir una obra, no pintar un cuadro o hacer un bordado; no puede ser tan elegante, tan tranquila y delicada, tan apacible, tan amable, cortés, moderada y magnánima. Una revolución es una insurrección, es un acto de violencia mediante el cual una clase derroca a otra. La revolución en el campo es una revolución mediante la cual el campesinado derroca el poder de la clase terrateniente feudal. Sin recurrir a la máxima fuerza, el campesinado jamás lograría derrocar al poder de los terratenientes, profundamente arraigado a través de los milenios. El campo necesita de un poderoso auge revolucionario, pues sólo éste puede agitar a los millones y millones de campesinos y convertirlos en una gran fuerza. Los ‘excesos’ arriba mencionados son precisamente producto de la fuerza de los campesinos despertada por el poderoso auge revolucionario en las zonas rurales. Estos ¿excesos’ son sumamente necesarios en el segundo periodo del movimiento campesino, el de acción revolucionaria. En este periodo, es imprescindible imponer la autoridad absoluta de los campesinos, prohibir toda critica malévola a las asociaciones campesinas, derrocar todo el poder de los shenshi, derribarlos por tierra e, incluso, ponerles el pie encima. Los llamados ‘excesos’ en este segundo periodo tienen todos un significados revolucionarios. Para decirlo con toda franqueza, en todas las aldeas se necesita un breve periodo de terror. De lo contrario, resulta absolutamente imposible aplastar las actividades de los contrarrevolucionarios en el campo y derrocar el poder de los shenshi. Para corregir un error, hay que sobrepasar los límites justos; de otra manera, el error, no será corregido. Los que critican los ‘excesos’ aparentemente se diferencian de los que gritan ‘Muy mal!’, pero en el fondo unos y otros comparten el mismo punto de vista y sostienen la misma teoría de los terratenientes, que defienden los intereses de las clases privilegiadas. No podemos dejar de combatir resueltamente esta teoría, que obstaculiza el ascenso del movimiento campesino y, por consiguiente, socava la revolución.

LAS DOS CONCEPCIONES DEL MUNDO

capítulo primero del artículo "sobre la contradicción", escrito por el camarada Mao TseTung en agosto de 1937

A lo largo de la historia del conocimiento humano, siempre han existido dos concepciones acerca de las leyes del desarrollo del universo: la concepción metafísica y la concepción dialéctica, que constituyen dos concepciones del mundo opuestas. Lenin dice:

“Las dos concepciones fundamentales (¿o las dos posibles? ¿o las dos que se observan en la historia?) del desarrollo (evolución) son: el desarrollo como disminución y aumento, como repetición, y el desarrollo como unidad de los contrarios (la división del todo único en dos contrarios mutuamente excluyentes y su relación recíproca)”. (1)

PENSAMIENTO DE MAO TSE TUNG: NUEVA DEMOCRACIA Y FRENTE UNIDO

“En esta era, toda revolución emprendida por una colonia o semicolonia contra el imperialismo, o sea, contra la burguesía o capitalismo internacional, ya no pertenece a la vieja categoría, a la de la revolución democrático–burguesa mundial, sino a la nueva categoría; ya no forma parte de la vieja revolución burguesa o capitalista mundial, sino de la nueva revolución mundial: la revolución mundial socialista proletaria. Estas colonias o semicolonias en revolución no pueden ser consideradas como alianzas del frente de la contrarrevolución capitalista mundial; se han convertido en aliadas del frente de la revolución socialista mundial.

PENSAMIENTO DE MAO TSE TUNG: DICTADURA DEL PROLETARIADO

“La tarea central y la forma más alta de toda revolución es la toma del Poder por medio de la lucha armada, es decir, la solución del problema por medio de la guerra. Este revolucionario principio marxista - leninista tiene validez universal, tanto en China como en los demás.

(“Problemas de la guerra y la estrategia”, noviembre 6 de 1938)

“Todos los comunistas tienen que comprender esta verdad: ‘El Poder nace del fusil’. (...) Todo nace del fusil. Según la teoría marxista del Estado, el ejercito es el principal componente del Poder estatal. Quienquiera que desee tomar el Poder estatal y retenerlo, tiene que contar con un poderosos ejército. (...) La experiencia de la lucha de clases en la época del imperialismo nos enseña que sólo mediante la fuerza del fusil, la clase obrera y las demás masas trabajadoras pueden derrotar a la burguesía y la clase terrateniente armadas; en este sentido cabe afirmar que sólo con el fusil se puede transformar el mundo entero. Somos partidarios de la eliminación de la guerra; no deseamos la guerra. Pero sólo mediante la guerra se puede eliminar la guerra. Para acabar con los fusiles, hay que empuñar el fusil”.

PENSAMIENTO DE MAO TSE TUNG: PRINCIPIOS MILITARES

extracto de artículo de Mao TseTung: "La situación situación actual y nuestras tareas", escrito el 25 de diciembre de 1947

“En diecisiete meses de combate (de julio de 1946 a noviembre de 1947; no hemos agregado aún los datos de diciembre), causamos 1.690.000 bajas a las fuerzas regulares e irregulares de Chiang Kai–shek: 640.000 muertos y heridos y 1.050.000 prisioneros. Así pudimos rechazar la ofensiva de Chiang Kai–shek, conservar los principales territorios de las regiones liberadas y pasar a la ofensiva. Desde el punto de vista militar, pudimos hacer esto porque aplicamos una línea estratégica correcta. He aquí nuestros principios militares:

0 | 10 | 20