Tribuna Roja N° 35, Bogotá; enero de 1980

EDITORIAL: FRENTE REVOLUCIONARIO O COMPONENDA REFORMISTA

Francisco Mosquera; Secretario General; Bogotá, diciembre 16 de 1979

La carta que el camarada Francisco Mosquera envió a la dirección de FIRMES a mediados de diciembre pasado, y que a continuación reproducimos a manera de comentario editorial, contiene las condiciones mínimas demandadas por el MOIR para conformar, en las circunstancias actuales, un frente único revolucionario de liberación nacional en Colombia. Ninguno de tales requisitos fue aceptado por los voceros de la contraparte en la ronda de negociaciones, ni siquiera sopesado o discutido con la seriedad que el tema requiere. Llegaron a lo sumo a presentar formulas eclécticas con las cuales se simula recoger los postulados de la revolución, cuando en realidad se toma el atajo del reformismo.

¡POR UN FRENTE MUNDIAL CONTRA EL SOCIALIMPERIALISMO SOVIÉTICO!

¡Fuera rusos de Afganistán!

FRANCISCO MOSQUERA, Secretario General del MOIR; Bogotá, enero 11 de 1980.

La invasión de las tropas soviéticas a Afganistán, iniciada el pasado 27 de diciembre, configura un acontecimiento de suma gravedad que habla por sí solo de los planes siniestros de dominación mundial de los amos de Moscú. Es la primera vez que los socialimperialistas intervienen militarmente en forma directa en un país del Tercer Mundo. En 1968 lo habían hecho en Checoslovaquia, nación de la Europa Central. En 1975 ocuparon Angola, pero con soldados de su colonia cubana, y más recientemente sometieron a Kampuchea y Laos a través de sus marionetas vietnamitas. Hoy su delirio expansionista los ha llevado a efectuar esta nueva aventura, ya sin tapujos de ninguna índole y haciendo gala del peor cinismo. Los argumentos de que con su intromisión bélica “protegen” la seguridad de Afganistán, ‘ayudan’ a la revolución afgana, o actúan dentro del derecho internacional, no convencen a nadie.

RESPALDO NACIONAL A CONSUELO

El siguiente es el comunicado que el Frente por la Unidad del Pueblo emitió con ocasión de la condena a un año de cárcel con que los mandos militares, en represalia, sancionaron arbitrariamente a la directora de El Bogotano.

A ningún colombiano medianamente interesado en el desenvolvimiento de la situación política se le oculta la gravedad del enorme atropello que las Fuerzas Armadas están cometiendo en la persona de Consuelo de Montejo.

Comentaristas de las más diversas denominaciones han deplorado y censurado el hecho. Hasta El Tiempo, abogado por antonomasia de las iniquidades del gobierno, se atrevió a señalar, utilizando una manida frase de Fouché, que la arbitraria medida “más que un crimen es una estupidez”. No cabe duda de que privar de la libertad durante un año a una periodista por denunciar y combatir los horrores del Estado oligárquico, constituye un crimen reprobable. Pero, además, la tropelía ha sido urdida y llevada a cabo de manera tan burda, que incluso a los más obsequiosos defensores de los desafueros oficiales les ha parecido una estupidez.

"EL REY LEAR" DEL TLB

El Rey Lear del Teatro Libre de Bogotá logra expresar toda la intensidad de la dramaturgia de Shakespeare. En la gráfica, de izquierda a derecha,los actores Fernando Uribe (Duque de Albania), Patricia Méndez (Gonerila), Jorge Plata (Rey Lear) y César Mora (El Bufón), en una escena de la pieza dirigida por Ricardo Camacho y Germán Moure, que estará de nuevo en temporada en el Teatro Colón de Bogotá entre el 1º y el 10 de febrero próximos.

EL FUP REAFIRMÓ PRINCIPIOS UNITARIOS

Con vigoroso entusiasmo revolucionario, aproximadamente ocho mil personas celebraron el pasado 29 de septiembre en Pereira el Tercer Foro del Frente por la Unidad del Pueblo, FUP. Enormes banderas de ANAPO, el MOIR y de la Democracia Popular, DP, se descolgaban desde el techo del coliseo Polideportivo, cuyas tribunas y cuyo escenario dieron abasto para albergar a los asistentes. Varias delegaciones tuvieron que permanecer afuera y desde allí escuchar las intervenciones. Una gigantesca pancarta detrás de la tarima principal, decía: "Contra el despotismo y el oportunismo: ¡Viva el II Foro Nacional del FUP!", en letras amarillas sobre fondo rojo.

DECLARACIÓN POLÍTICA DEL III FORO DEL FUP

La realización del III Foro del Frente por la Unidad del Pueblo implica de por sí una importante victoria de las fuerzas revolucionarias de Colombia, llamada a ejercer considerable influencia en los acontecimientos políticos del inmediato futuro. Los integrantes del FUP venimos de librar exitosas batallas contra las tendencias oportunistas que, como salida para la conformación del frente, propugnan una línea de conciliación con las posiciones oligárquicas. A ello obedece que hubiéramos podido reestructurar nuestras agrupaciones partidarias y mantener un bloque unificado que a manera de polo de atracción contribuya eficazmente a encauzar las luchas y la rebeldía del pueblo en las críticas condiciones del momento. No exageramos pues al concluir desde ya que esta espléndida y oportuna cita revolucionaria en la ciudad de Pereira repercutirá positivamente a todo lo largo y ancho de la geografía patria, en bien de la causa de los explotados y sojuzgados.

MENSAJE DE JOSÉ JARAMILLO GIRALDO AL FORO

Bogotá, septiembre 28 de 1979

Compañeros delegados al III Foro del FUP:

Lo más indignante de la situación nacional consiste en que por encima de las villanías que a diario comete la oligarquía contra el pueblo, ésta se jacta de democrática y protectora de los derechos de los oprimidos. La represión que con tanta saña han impuesto los verdugos del régimen está dirigida a sostener los negociados de los monopolios extranjeros y colombianos que se enriquecen por cuenta del sudor y la sangre de los trabajadores. Existe identidad económica, política y jurídica entre gobierno, ejército y altas directivas de los partidos tradicionales. Pero ninguno de ellos puede ser eximido de responsabilidad de cuanto viene sucediendo en el país. El Presidente es el jefe de las Fuerzas Armadas y en su condición de tal firmó el estado de sitio, el Estatuto de Seguridad y los otros decretos represivos. Todos son cómplices de los desastres sociales y de las torturas y demás atropellos conocidos. Los directivos de la coalición bipartidista apoyan el juego del gobierno.

COLOMBIA NO PUEDE ESTAR CONDENADA ETERNAMENTE A LA ESCLAVITUD Y A LA MISERIA

En noviembre de 1976, mi partido, la Alianza Nacional Popular, ANAPO, realizó su congreso nacional con el propósito de destituir la dirección reaccionaria, entreguista y conciliadora de María Eugenia Rojas de Moreno Díaz, y se designó como jefe a quien lo merecía por mil títulos, a José Jaramillo Giraldo. Desde entonces la ANAPO resolvió convocar a las masas y a los partidos de la oposición democrática, popular y revolucionaria, para que conformáramos un frente único de lucha. Fue así como en febrero y julio de 1977 se realizaron el Primero y Segundo Foros, y en este último se creó y se proclamó definitivamente este glorioso movimiento, el Frente por la Unidad del Pueblo.

ESTAMOS POR LA DERROTA DEL IMPERIALISMO NORTEAMERICANO Y POR PRESERVAR LA COMPLETA INDEPENDENCIA NACIONAL

Sobre el cruel y oscuro panorama de crisis y de miseria que ha ocasionado la oligarquía colombiana, campea la más brutal represión en todas sus manifestaciones. Desde el cerco a la lucha sindical, la limitación arbitraria de las alzas de salarios, la persecución contra todas las fuerzas que de una u otra manera luchan por el porvenir de Colombia, el acoso de las organizaciones campesinas de base y, últimamente en lo más grande de su brutalidad, la persecución a través del Estatuto de Seguridad, las torturas, la intimidación, todo eso porque de otra manera los planes de la oligarquía, que consisten en exprimir hasta la última gota de sudor del trabajo de nuestro pueblo, no se podrían cumplir. La represión como complemento de su programa económico, he allí el panorama al que nos enfrentamos, he allí la situación contra la que nos rebelamos.

JAIME PIEDRAHÍTA CARDONA: EL FUTURO SERÁ PROPICIO PARA LA GRAN REBELIÓN DE LOS EXPLOTADOS

Compañeras y compañeros:

Dije en mí declaración del 9 de julio de 1978, ante el deplorable espectáculo de muchos viejos y recientes sectores de la izquierda sumidos en una especie de congoja post-electoral – que abate invariablemente a los que toman las elecciones del régimen por lo que no son -, que los partidos integrantes del Frente por la Unidad del Pueblo nunca pretendimos transformaciones sustanciales de la sociedad colombiana mediante la lidia comicial. Lo había dicho ya en algunas de mis intervenciones televisadas de la campaña eleccionaria y repetido en un sinnúmero de discursos pronunciados ante nutridas manifestaciones y hasta en los gratos intercambios de impresiones habidos en pequeñas reuniones con gentes de mi pueblo.

0 | 10 | 20