Tribuna Roja N° 37, Bogotá; febrero de 1981

EDITORIAL: "LOS MISTERIOS DE LA POLÍTICA INTERNACIONAL"

Entre las razones aducidas por Bula y Pardo para renegar del MOIR, a mediados de 1978, resalta la de que éste mantiene, al lado de China, su respaldo a las fuerzas antirrevisionistas y anti-hegemónicas del movimiento proletario mundial. En su carta de renuncia piden, textualmente, “el no alineamiento real y auténtico ante los países que se reclaman socialistas y no sólo como un postulado por un frente, sino también para un partido, sin entender esta política como una concesión...” 1. Aunque en el fondo su deserción rubrica el paso hacia el nacionalismo burgués, no vaya a imaginarse el lector que nuestros dos iscariotes dejan de posar de internacionalistas. Obligados a encubrir su felonía se precian de serlo, a tono con el oportunismo de la época. Pero a su manera, reivindicando, como se ve, una chistosa neutralidad “ante los países que se reclaman socialistas”, o sea, ante aquellos que invaden y masacran a otros pueblos bajo la cobertura de la revolución como la Unión Soviética, y aquellos que, conforme a los principios comunistas, perseveran en la autodeterminación de las naciones y condenan cualquier tipo de colonialismo. Además, han “aprendido mucho” de “la revolución China, de su partido, de sus dirigentes y especialmente del fallecido presidente Mao” 2; sin embargo, por los insondables vacíos de su aprendizaje, ignoran que el marxismo-leninismo señala, con claridad meridiana, que los deberes internacionalistas presuponen el escrupuloso respeto de los derechos de los pueblos a darse la forma de gobierno que a bien tengan. No habrá unión posible entre los obreros del orbe sin este requisito. Quienes fomenten la agresión de una nación contra otra, la intromisión en sus asuntos internos, serán unos chovinistas vulgares, así pregonen a los cuatro vientos su amor al socialismo.

EL PUEBLO LLORÓ A HERALDO ROMERO

El 6 de septiembre de 1980 falleció en Bogotá, víctima de penosa y prolongada enfermedad, el camarada Heraldo Romero, miembro del Comité Central del MOIR y su secretario regional en Nariño. Ese día toda la militancia de Bogotá y Cundinamarca y dirigentes de Anapo y la DP, encabezados por Álvaro Bernal Segura y Miguel Gamboa, respectivamente, le rindieron un sentido homenaje póstumo.

Posteriormente, su cadáver fue trasladado a Pasto. En el aeropuerto de dicha ciudad lo esperaba una nutrida caravana de vehículos que lo acompañó hasta Ipiales donde se efectuarían las exequias. Durante el sábado 7 y la mañana del domingo 8, el compañero fue puesto en cámara ardiente en la escuela "Tomas Arturo". Ante el féretro desfilaron no menos de 20.000 personas, y el Comité Ejecutivo Central del MOIR montó guardia en su honor. Antes del desfile fúnebre, el sacerdote Luis Antonio Gallardo pronunció unas emocionadas palabras de despedida a Heraldo.

REVISIONISMO SIN CUENTA

Declaración de Francisco Mosquera, a El Espectador del 13 de julio pasado, con ocasión del cincuentenario del Partido Comunista Revolucionario.

¿Cuál partido comunista de Colombia? Cuando Marx y Engels adoptaron a mediados del siglo XIX la denominación de comunistas, buscaban para las fuerzas avanzadas del proletariado una divisa que les ayudara a diferenciarse de los partidos burgueses y de las varias tendencias del socialismo utópico en boga. Pero como el hábito no hace al monje, el fenómeno de que en nuestro país haya existido durante media centuria una agrupación con dicho calificativo, no quiere decir que hubiésemos contado por ese tiempo con la organización política de la clase obrera. Todo lo contrario. Si algo explica el embotamiento de importantes sectores del proletariado colombiano, el desgano por una teoría científica de la revolución, los palos de ciego en la táctica y la proclividad a las posiciones oligárquicas, ello obedece a la labor oportunista llevada a cabo entre trabajadores de la ciudad y el campo por la colectividad que hoy arriba a sus cincuenta otoños. Probablemente uno que otro ideólogo del sistema exprese en la fecha su reconocimiento a la persistencia del Partido Comunista. Mas los obreros conscientes, si se ocupan del asunto, han de reflexionar sobre la urgencia de seguir construyendo una vanguardia revolucionaria, el genuino partido del trabajo, cuya génesis se haya en los incontables núcleos de luchadores proletarios esparcidos ya en todos los frentes de masas. Han de comenzar por reafirmar el marxismo–leninismo y combatir el revisionismo. Y la historia del Partido Comunista, ¿servirá de algo? Claro que sí, de maestro negativo. Nos enseña cómo no se hace la revolución.

VIVA EL BICENTENARIO COMUNERO

Durante todo el año, las masas populares celebrarán los 200 años de la rebelión de José Antonio Galán y los comuneros contra la corona española. El Comité Nacional Pro Conmemoración del Bicentenario ha programado numerosos eventos, entre los cuales figuran manifestaciones, concursos de pintura y fotografía, funciones teatrales y conferencias.

En coordinación con el movimiento "Comuneros 81", con sede en varias localidades de Santander, el Comité Nacional realizará el sábado 14 de marzo una concentración en la Plaza del Socorro, a la que asistirán nutridas delegaciones provenientes de todo el país. El MOIR ha lanzado la orientación general de agitar durante todo el año el recuerdo de la sublevación comunera, y de celebrar el bicentenario a la manera revolucionaria, con la consigna de: "Por la segunda Independencia, unión de los oprimidos contra los opresores".

SIGUE RACHA DE ALZAS

Durante los últimos meses de 1980 y en lo que va corrido de 1981, el costo de la vida se ha elevado en proporciones alarmantes para la mayoría de los colombianos. En octubre pasado el gobierno decretó un reajuste del 32% en los precios de la gasolina y demás derivados del petróleo, y por quinta vez en el lapso de dos años autorizó un aumento de cincuenta centavos en las tarifas del transporte urbano. Poco tiempo después la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá ascendió el valor del servicio en un 45%, estableciendo un sistema de alzas "upaquizadas" que regirá hasta el 31 de octubre próximo.

VISITA DEL MOIR A CHINA

Atendiendo una cordial invitación del Comité Central del Partido Comunista de China, una delegación de la dirección nacional del MOIR, encabezada por el camarada Francisco Mosquera, visitó la República Popular de China, durante el pasado mes de julio, y efectuó una intensa correría por diversas provincias del país y sitios de atracción histórica y política. El encuentro entre nuestros dos partidos fue aprovechado para examinar asuntos de común interés, no sólo en lo referente al desarrollo de la revolución de Colombia y China, sino a la evolución de los acontecimientos internacionales, particularmente los que tienen que ver con los avances expansionistas del socialimperialismo soviético.

TRASCENDENTAL XXX ASAMBLEA DE SITTELECOM

Bajo el lema de “Lucha contra el despotismo turbayista, contra las camarillas traidoras de UTC y CTC y contra la conciliación de la CSTC”, se realizó en Bogotá del 24 al 29 de noviembre la XXX Asamblea Nacional de Sittelecom, en la cual midieron fuerzas el sector revolucionario, encabezado por Agustín González, y la contracorriente mamerta. En la confrontación tomaron parte 145 delegados, que representaron a 12.000 trabajadores y a siete regionales y 31 sub-directivas. Los dirigentes del Comité Regional de Solidaridad de Cundinamarca asistieron como delegados fraternales y fueron invitados a ocupar la mesa directiva.

OLEADA DE ACCIDENTES LABORALES

Nuevas tragedias han venido a engrosar la abrumadora lista de accidentes laborales. El 17 de enero, once trabajadores murieron y veinte sufrieron graves heridas al hacer explosión el gas metano acumulado en un túnel de la represa de Chingaza, situada al oriente de Bogotá. Como se pudo comprobar, el hecho se debió a la negligencia del consorcio contratista, la firma Ingenieros Civiles Asociados (ICA) de México, que descuidó el mantenimiento en los tubos de ventilación. Un accidente similar, que se produjo en 1978, había costado la vida a cinco obreros.

En Armenia, el 12 de enero, perecieron ahogados ocho trabajadores que limpiaban de escombros un canal subterráneo construido hace 50 años. En este sitio laboraba una cuadrilla compuesta por treinta hombres, cuando un violento aguacero hizo crecer el caudal del alcantarillado. La empresa contratista sólo disponía de una escalera para evacuar a los obreros y, para colmo, la tarea de salvamento no se comenzó a tiempo.

ENCUENTRO DEL SINDICALISMO INDEPENDIENTE EN MEDELLÍN

Durante los días 20 y 23 de septiembre, el sindicalismo independiente llevó a cabo en Medellín un encuentro de solidaridad con el sindicato de Empaques, víctima del despotismo turbayista. El evento fue citado por la Acción Sindical Antioqueña (ASA) y el Frente Sindical Autónomo, y contó con la presencia de 227 delegados plenos, 80 fraternales y 20 invitados especiales.

BATALLA OBRERA EN CIERNES

Mientras Sittelecom, la USO, los sindicatos portuarios, Fenaltracar, Paz del Río, FF.NN. y numerosas organizaciones más preparan fuerzas para la batalla por aumentos y otras reivindicaciones, el gobierno se empecina en mantener el tope del 26 por ciento e imponer el "salario integral". Fecode anunció que irá al cese de actividades si el Ministerio de Educación se niega a resolver el pliego petitorio en trámite. Otros trabajadores del Estado, como los vinculados al poder judicial, realizaron ya exitosas huelgas en todo el país.

Los comités regionales de solidaridad ratificaron su respaldo a las organizaciones mencionadas y llamaron a combatir la política hambreadora de Turbay y las conciliaciones del Consejo Nacional Sindical.

0 | 10 | 20