Tribuna Roja N° 65, Bogotá; abril 23 de 1996

¡VIVA LA SOBERANÍA NACIONAL DE COLOMBIA!

Comunicado del Comité Ejecutivo Central del MOIR, de marzo 14, en el cual se condena la injerencia norteamericana y el indignante mecanismo de la desertificación, al cual recurrió Estados Unidos acompañándolo de insultantes calificativos contra nuestro país

En una escalada de su continuado intervencionismo, el gobierno de los Estados Unidos, país que presenta el mayor consumo de narcóticos y obtiene el mayor lucro de su tráfico, recurrió de nuevo al instrumento que ilegítimamente se autoconcedió de calificar a Colombia, así como a otros países, por el tratamiento que han dado al narcotráfico. Semejante procedimiento, sin importar el signo positivo o negativo de su dictamen, es de por sí una tropelía en las relaciones internacionales que merece el rechazo de todos los que propugnan el trato en pie de igualdad entre las naciones, tal como lo expresara el gobierno mexicano.

ESTADOS UNIDOS BLANDE EL GARROTE CONTRA COLOMBIA

Por Alfonso Hernández El pasado 1° de marzo el gobierno de Clinton anunció su condena a la gestión antidrogas de Colombia durante 1995. Su actitud hostil demuestra, una vez más, que la Casa Blanca está urdiendo un plan perverso contra nuestra nación.

Aunque desde hace tiempo se viene adelantando una campaña difamatoria, la descertificación causó cierta sorpresa. Carlos Lleras, embajador en Washington, consideró insólito que en el año en que el país ha presentado el mejor desempeño, Estados Unidos haya decidido colocarlo en el nivel más bajo. Por ejemplo, fueron capturados los principales sindicados de ser miembros de la cúpula del Cartel de Cali. Se erradicaron, mediante aspersión aérea de venenos como el glifosato, 24 mil hectáreas de cultivos ilícitos, cifra que supera las 20 mil exigidas por Norteamérica para 1995, y se aprobaron y pusieron en marcha disposiciones contra el lavado de dólares.

LA PATRIA DEBE PONERSE DE PIE

En pleno Senado de la República, el dirigente nacional del MOIR, Jorge Santos, acompañado por decenas de nuestros militantes y en medio de los gritos de "¡Fuera gringos de Colombia!", prendió fuego el 7 de agosto a la bandera de Estados Unidos. "La patria debe ponerse de pie", dijo a los periodistas el senador revolucionario, cuya iniciativa sacudió al país y fue en seguida registrada por las agencias internacionales de noticias.

El hecho nunca había ocurrido en el recinto del Congreso. Ni siquiera a raíz de la separación de Panamá, instigada por Washington, que provocó a lo largo y ancho de Colombia una oleada de descontento popular, comparable a la que hoy se levanta en rechazo a la descertificación.

EL PAÍS SE PRONUNCIA

Ante la descarada intromisión de Estados Unidos en nuestros asuntos, varios columnistas, así como algunos caricaturistas y grafiteros han manifestado su repudio. Tribuna Roja recoge unas pocas muestras de tales expresiones.

D’ARTAGNAN:

No se pega con el garrote, pero se enseña. Se exhibe en forma amenazante. Tanto que la actitud del embajador ha dado pie para que en un editorial titulado "Añoranzas diplomáticas", el director de El Tiempo -a quien no exactamente podría endilgársele el calificativo de antiyanqui- dijera el jueves pasado, a propósito del mencionado -y malhadado- reportaje: "No estuvo afortunado, ni discreto, ni cordial, ni justo el señor Frechette. Hasta sacó a relucir el pesado garrote que evoca la figura de Roosevelt, el malo. (...)

EL VERDADERO CORAZÓN DEL SALTO SOCIAL ES LA APERTURA

En medio de la crisis política que vive el país ha sucedido una cosa singular. El presidente Samper ha querido, de manera demagógica, advertir que los ataques en su contra hacen parte de una ofensiva de sectores interesados en bombardear su programa de gobierno, por el contenido social dirigido a favorecer a los sectores desprotegidos. Sugirió inclusive que se realizara una consulta popular destinada a confirmar o rechazar dicho programa, contenido en el Plan de Desarrollo del Salto Social.

Sus contradictores no tardaron en responderle que de manera alguna era eso lo que buscaban; que también ellos consideraban necesario ese toque social en la actualidad; que además tal programa era ya ley de la república, por lo cual obligaba a todos, incluido al probable sucesor del primer mandatario, y que no podía ser ésa entonces la disputa de fondo con el cuestionado presidente. El mismísimo Gaviria, junto con los demás ex presidentes liberales, así lo aseveró. Y hasta Rudolf Hommes se empeñó en buscar las raíces sociales en la administración anterior. Semejantes coincidencias, en medio de tan aguda controversia, no dejan de tener fundamento.

LA APERTURA SIGUE MOSTRANDO EL COBRE

Por Fernando Guerra

Desde Barco y Gaviria la apertura ha sido planteada como la receta mágica que nos salvaría del lastre del subdesarrollo y la pobreza; sin embargo, son día a día más evidentes sus nocivos efectos sobre la producción nacional y el nivel de vida de los trabajadores. Contrariamente a lo que prometieron sus voceros, la economía colombiana ha adquirido un sesgo antiexportador. Cada vez importamos más de lo que exportamos. Con un déficit de 3.897 millones de dólares en la balanza comercial terminó 1995 y sé, prevé uno mayor para este año.

Si a ello se sumó el auge del contrabando, la cruzada neoliberal de las privatizaciones de empresas del Estado y el cierre de importantes factorías, la incidencia de la apertura sobre la industria y el empleo no puede ser más lesiva: 56 empresas entraron en concordato el año pasado, entre ellas Acerías Paz del Río y varias del sector textilero. El desempleo - incluso según las mentirosas cifras del DANE- se disparó en las principales ciudades del país: Bogotá 7.7%, ’Medellín 11.8%, Cali 11.1%, Manizales 11.9%, Ibagué 13.4%, Montería 13.9%, para un promedio nacional de 9.5%, el más alto del lustro.

Cumbre de Alca en Cartagena: UN PASO MÁS DE LA RECOLONIZACIÓN

Por Libardo Botero

Colombia tuvo en marzo el dudoso honor de ser anfitriona de un certamen continental: el Foro Empresarial y Segunda Cumbre de los Ministros de Comercio Exterior de 34 países americanos, realizado en Cartagena. Su propósito, dar pasos firmes encaminados a crear el Área de Libre Comercio de las Américas, ALCA, para el año 2005.

Desde 1989, la Iniciativa para las Américas, de Bush, contemplaba la plena liberalización tanto del comercio como del movimiento de capitales desde Alaska a la Patagonia. La administración demócrata de Clinton, en demostración fehaciente de su total identidad con los republicanos en asunto tan crucial para la supervivencia del imperio, no sólo se ha volcado a ratificar la estrategia, sino que decidió convertirla en programa común para la mayoría de los gobiernos americanos, a los que a finales de 1994 invitó a la Cumbre de Presidentes de Miami. Fue allí donde se acordó establecer el ALCA en un plazo de diez años.

En la Caja Agraria: DERROTADA POLÍTICA NEOLIBERAL DE SAMPER

Por Iván Toro López

A las 11 de la mañana del 20 de febrero las computadoras se apagaron, las cajas y bóvedas se cerraron y los 8.250 trabajadores suspendieron labores. Era su respuesta a la decisión del gobierno de continuar el proceso de marchitamiento de la entidad, hasta su liquidación definitiva. A esa hora en la oficina principal de la Avenida Jiménez se desarrollaba una rueda de prensa en la que Jesús Bernal, presidente de Sintracreditario, le anunciaba al país que daba comienzo una histórica huelga en el sector financiero. Aunque el motivo del conflicto era la negociación del pliego, en realidad se trataba de la lucha por la supervivencia de la Caja, amenazada de muerte por la política imperialista de desmantelar las entidades que han prestado algún apoyo a la producción nacional, de manera que ésta sea fácil presa de la ofensiva propiciada por la apertura.

USO LOGRA VIRAJE EN POLÍTICA PETROLERA OFICIAL

Por Gustavo Triana

El año pasado, el gobierno había decidido aplicar a partir del 1° de enero de 1996 una reestructuración de Ecopetrol conducente a establecer cuatro negocios con autonomía financiera y administrativa, lo cual buscaba acabar con la operación integral de la empresa, preparando así su entrega a los monopolios privados. Una ventaja clave de la estatal petrolera es que maneja de manera conjunta los renglones de exploración, explotación, refinación, petroquímica, transporte y gas, con lo cual logra un equilibrio entre las actividades de riesgo y las que son seguras o estables, para al final lograr un balance positivo de más de 200 mil millones de pesos anuales de utilidades y transferencias a la nación superiores a 1.2 billones de pesos.

La defensa del SENA: ¡A EXIGIR EL CUMPLIMIENTO DE LOS ACUERDOS!

Por Fabio Arias

El 5 de marzo los dos sindicatos existentes en el SENA firmaron con la entidad y con el Ministerio del Trabajo un acuerdo que garantiza la estabilidad para los 8.600 empleados, mantiene el servicio médico a los familiares, no incrementa la jornada de los docentes y configura un sistema salarial de ascensos que empezará a regir en 1997.

Se consiguió asimismo una reasignación de las funciones, que permite 15% adicional al 17% impuesto por el Pacto Social, suma que desde luego no resuelve el atraso histórico que en materia salarial vive el Servicio Nacional de Aprendizaje.

0 | 10