Tribuna Roja N° 70, Bogotá; marzo 8 de 1997

Declaración del MOIR: ¡RESISTIR EL INTERVENCIONISMO GRINGO, REBELARSE CONTRA EL COLABORACIONISMO!

Bogotá, 1° de marzo de 1997.

Ante la decisión adoptada por el gobierno de Estados Unidos contra Colombia y las declaraciones al respecto por parte de autoridades de ambos países, el MOIR declara:

1. El pronunciamiento de descertificación del país emitido por Clinton sólo es desmoralizante para aquellos funcionarios de las distintas ramas del Estado, empezando por la del Ejecutivo que preside Ernesto Samper, que sin mayores dificultades ni vergüenza se dedicaron, con creciente intensidad y diario afán, a atender los dictados de Washington y acomodar a éstos sus funciones, actividades y criterios. Además, la naturaleza de por sí imperialista de esa determinación no se puede soslayar o enmascarar recurriendo a la tontada de decir que es injusta y unilateral, o que es una medida política.

TRIUNFO DE LOS TRABAJADORES

El justo y correcto contenido de los objetivos del paro, que apuntaba contra soportes medulares de la política neoliberal, fue uno de los factores que propiciaron la singular unidad de acción de todas las vertientes políticas y gremiales del movimiento obrero. En la foto, manifestación en la Plaza de Bolívar de Bogotá.

LECCIONES DE LA HUELGA

Por Yesid García

A las cinco de la mañana del 18 de febrero, en las oficinas del Ministerio del Interior, el Comando Nacional de Paro pactó con el gobierno, representado por seis ministros, el acuerdo que ponía fin al intenso y unitario cese laboral de más de 800 mil trabajadores estatales. Era el octavo día de parálisis de las principales empresas y dependencias de la administración pública a todos los niveles.

Al llamado de la dirección del movimiento, conformada por las centrales obreras, las federaciones y sindicatos del sector estatal, respondieron: los maestros oficiales, los profesores y funcionarios de las universidades públicas, los trabajadores de Telecom, Ecopetrol, Sena, Contraloría General, salud pública, Incora, Idema, Registraduría Nacional, Bienestar Familiar, Inpec, licoreras, ministerios, departamentos y municipios. En las pocas entidades donde no hubo cese fue notoria la anormalidad laboral y el apoyo al paro.

Comunicado del MOIR: EL PARO ENTRAÑÓ RESISTENCIA

Por el justo y correcto contenido de sus objetivos y por la combatividad que para alcanzarlos demostraron con sus movilizaciones en masa, los trabajadores estatales, contando con el respaldo del resto del proletariado, convirtieron el paro que acaban de realizar en el más importante acontecimiento de la vida nacional en los últimos años.

Tal trascendencia radicó en que el movimiento apuntaba objetivamente contra soportes medulares de la política neoliberal que en su plan de recolonización impulsa Estados Unidos y que el gobierno de Samper Pizano, continuando lo establecido y actuado por la panda de la administración Gaviria, está aplicando con particular celo e intensidad. En efecto, ir en contra de la privatización de empresas que varias generaciones de colombianos convirtieron en patrimonio público, rechazar las leves y medidas coercitivas respecto al pleno ejercicio de los derechos laborales, repudiar la insoportable explotación a que se quiere someter a las masas laboriosas al escamotear aún más sus salarios, y rebelarse ante el intento de los principales sabuesos de la Fiscalía de hacer penables las justas luchas obreras y populares, corresponde, de hecho, a las posiciones y acciones superiores: las de resistencia frente al plan de subyugación económica y política que lleva adelante el imperialismo norteamericano.

LAS FALACIAS DEL "MILAGRO" CHILENO (I)

Por Violeta Osorno

La apertura se inició en Chile en 1974. Con el golpe militar del 11 de septiembre de 1973, en el cual fue derrocada la Unidad Popular de Salvador Allende, se instauró un régimen dictatorial que suprimió de tajo las libertades y desató una de las olas de terrorismo de Estado más violentas conocidas desde la posguerra. Irónicamente, su bandera fue la "defensa de la libertad individual" bajo cuyo pretexto se limitó la intervención estatal y se entregó a los monopolios privados la responsabilidad de la conducción económica, de cuyo crecimiento emanaría naturalmente el desarrollo que reduciría la pobreza.

Mensaje del MOIR: EN LA MUERTE DE DENG XIAOPING

Bogotá, febrero 19 de 1997 Camaradas Comité Central Partido Comunista de China Beijing, República Popular China

Apreciados camaradas: En nombre de todos los militantes del Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario, MOIR queremos expresarles a ustedes, a los miembros del Partido Comunista de China y a todo el pueblo chino nuestras rendidas condolencias ante el fallecimiento de su prominente líder, el camarada Deng Xiaoping.

El camarada Deng Xiaoping ocupó importantes puestos de dirección durante las guerras revolucionarias que, bajo la dirección del Partido Comunista de China comandado por el Presidente Mao Tsetung, libraron la clase obrera y el pueblo chinos hasta alcanzar su histórica liberación el 1° de Octubre de 1949. Igualmente, desempeñó luego papeles de mando cuando el Partido y el gobierno chinos se pusieron al frente de la revolución y construcción socialistas. Con posterioridad a la muerte de Mao Tsetung, en 1976, el camarada Deng Xiaoping se convirtió en el máximo dirigente del Partido Comunista y el gobierno y trazó la orientación política y económica que ha desarrollado la República Popular China en el transcurso de los últimos veinte años.

COINCIDENCIAS DE LA IZQUIERDA

El 1 de marzo en el Concejo Distrital varias organizaciones políticas y personalidades de la izquierda se citaron para acordar, en lo inmediato, significativas tareas conjuntas y a su vez plantear una perspectiva unitaria de mayor alcance.

Asistieron: el Partido Comunista, encabezado por su secretario general, compañero Jaime Caicedo; el representante a la Cámara Adolfo Bula y Fernando Hernández de la Corriente de Renovación Socialista; Gloria Quiceno de Alianza Democrática M19; Fermín González del Movimiento Posadista; el concejal de Bogotá Roberto Correa, y Alfonso Hoyos. La delegación del Moir estuvo presidida por el compañero Marcelo Torres, jefe de la comisión política del Partido.

8 de marzo: DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Por Leila Delgado Almanza

La mujer trabajadora integrada a las luchas del pueblo colombiano en general y al reciente paro nacional estatal en especial, como parte activa de las huestes de las grandes centrales obreras del país, CGTD, CUT y CTC, y sus federaciones filiales, se aprestan a conmemorar el próximo 8 de marzo el día internacional de la mujer.

La conmemoración del día de la mujer debe convocar a todas las fuerzas vivas de la sociedad con su sentimiento patriótico ante la crisis nacional exacerbada por la intromisión imperialista en nuestros asuntos internos.

El alarmante proceso de pauperización de las masas populares, la inflación galopante, el alza desmedida de los precios de la canasta familiar, las tarifas de los servicios públicos y domiciliarios, los altos costos de los servicios educativos, de salud y de recreación sana; el aumento de los impuestos, el desempleo, la carencia de vivienda adecuada para los sectores populares, son todos secuelas de la aplicación de las políticas económicas de apertura de mercados, disminución de los subsidios en la producción industrial nacional, enajenación de los activos estatales y entrega de, los recursos naturales estatales a la voraz explotación de los monopolios extranjeros.

Julio Roberto Gómez, secretario general de la CGTD: LA CLASE OBRERA RECOGIÓ LA INCONFORMIDAD POPULAR

T. R.: ¿Cuál fue el aporte de la CGTD al proceso de unidad que hizo posible el paro?

Julio Roberto Gómez: El proceso tuvo su origen en lo que podríamos denominar la paciencia histórica de la CGTD. Desde cuando se firmó por primera vez el "pacto social", la CGTD asumió una actitud muy crítica frente al mismo, aun cuando sin romper en ningún momento con las demás centrales obreras.

Nosotros sabíamos que nuestra posición era correcta. Habíamos cotejado el "pacto social" mexicano durante los últimos siete años y concluimos que no trajo un mejorestar para los trabajadores. Una inflación menor no necesariamente significa bienestar para la clase obrera. En México los neoliberales lograron disminuir la inflación de 159% a 9%, pero a costa de reducir los salarios de los trabajadores en 32%, con un desempleo cada vez más desenfrenado y una mayor intervención norteamericana, en el marco del Tratado de Libre Comercio.

Declaración de la CGTD: ¡NI COLOMBIA, NI SU PUEBLO, NECESITAN CERTIFICACIÓN DEL IMPERIO!

Bogotá, 28 de febrero de 1997.

La decisión del presidente norteamericano de "descertificar" por segundo año consecutivo a Colombia constituye ocasión para insistir, ante todas las fuerzas políticas y sociales del país, sobre la necesidad imperiosa de la unidad nacional alrededor de la defensa de la soberanía y contra la creciente injerencia norteamericana en todos los asuntos internos del país.

Pero a la vez, la circunstancia es propicia también para reafirmar, desde el punto de vista de los trabajadores y del pueblo de Colombia, que ningún Estado, por poderoso que sea, puede arrogarse el "derecho" de calificar o descalificar a otro, en ningún aspecto de las relaciones internacionales o de su situación interna.

0 | 10 | 20