Tribuna Roja Nº 76; junio 13 de 1999

Editorial: ÚNICA OPCIÓN: CONSTRUIR EL FRENTE DE RESISTENCIA PARA LA SALVACIÓN NACIONAL

Héctor Valencia, secretario general, Bogotá, mayo 28 de l.998

El actual proceso electoral se realiza en un momento particularmente grave del más crítico período que haya vivido la nación. En razón de la política que Estados Unidos le ha impuesto mediante un intensivo intervencionismo, Colombia atraviesa una crisis económica generalizada, con un sector industrial en regresión, la producción agrícola arruinada, enormes desajustes fiscales y altos índices de desempleo.

El reconocimiento de esta situación, causa de todos los males que padece la nación, no solo es un tabú para los diversos candidatos presidenciales sino que sus propuestas aseguran la continuidad de ella. Aplicarlas, sería querer apagar el fuego rociando gasolina. Lo que los candidatos anuncian conduciría a que unos cuantos grupos financieros crezcan aun más a expensas del ahorro de la ciudadanía, que el capital extranjero intensifique su control sobre nuestros principales recursos, que se abandone toda política de fomento a la producción agraria y continúe el acelerado proceso de desindustrialización. La bancarrota de nuestras fuerzas productivas y el correspondiente desbarajuste social, lo cual expone a Colombia a una subyugación norteamericana más pronta y eficaz, ni siquiera es un tema de campaña para los aspirantes a presidir el próximo gobierno. Sus llamados a atender los problemas sociales, educativos o el desempleo, sin reversar la causa principal de estos males, la apertura económica, no son más que engaños para entusiasmar a un electorado paupérrimo y desesperanzado.

VICTOR MORENO RESUMÍA NUESTRAS MEJORES TRADICIONES

(Palabras pronunciadas por el camarada Gabriel Fonnegra en el acto de homenaje a Víctor Moreno, con motivo del primer aniversario de su fallecimiento. Hotel del Parque, Bogotá, 5 de mayo de 1998)

Si hay un hombre en este Partido que resuma a cabalidad nuestras mejores tradiciones y ese acervo de ricas experiencias que hemos logrado atesorar durante más de treinta años, ese hombre es Víctor Moreno, muerto en accidente de tránsito el Primero de Mayo de 1997 y cuyo primer luctuoso aniversario conmemoramos hoy. Víctor exhibía las virtudes del auténtico bolchevique, activo y valeroso, abnegado y sincero. En él veíamos a esa clase de cuadro proletario, disciplinado, lúcido y leal, del que Mosquera dijo alguna vez que eran para el Partido su más preciado bien; pues será su destreza, añadía Pacho, la que decidirá el futuro en las horas cruciales. De su capacidad y posición de clase pueden dar fe quienes lucharon a su lado desde 1969 hasta el momento trágico en que lo sorprendió la muerte. Camarada de temple y reciedumbre, se había entregado en cuerpo y alma a las tareas de la Revolución, tanto en el frente sindical de Indupalma, como entre los colonos y labriegos de la Serranía de San Lucas y, en los últimos años, entre los vendedores ambulantes y estacionarios. Con él se fue una parte valiosísima, inapreciable, de nuestra historia partidaria.

DOS CANDIDATOS, EL MISMO PROGRAMA, LA MISMA ENTREGA

Por Alfonso Hernández

El 21 de junio los colombianos tendrán que escoger para presidente entre Horacio Serpa, candidato del gobierno de Samper y del Partido Liberal, y Andrés Pastrana, vocero del Partido Conservador y de un nutrido grupo de gaviristas. Aunque el delfín azul cuenta con la predilección de Washington, los dos han dado pruebas fehacientes de que están dispuestos a cumplir los dictados colonialistas de los Estados Unidos. Los comicios del 31 de mayo derrotaron, por lo pronto, las aspiraciones de Noemí Sanín, ex funcionaria de los últimos cuatro gobiernos y líder de un movimiento que quiere tomar distancia de los partidos tradicionales para defender novedosas propuestas financiadas por los mandamases de siempre; y un exiguo número de sufragantes apoyó el programa de orden del general Harold Bedoya.

MAS DE 50 MIL PATRIOTAS NOS ACOMPAÑARON EL 8 DE MARZO

Amplia, intensa y combativa fue la campaña adelantada por el MOIR para las elecciones parlamentarias del pasado 8 de marzo. Y aunque no dejamos de lamentar que no alcanzáramos a reelegir al camarada Jorge Santos en su curul al senado conquistada en 1994, esa sensible pérdida no nos impide señalar que los 35.956 votos obtenidos reflejan el gran esfuerzo desplegado por la militancia de nuestro Partido a lo largo y ancho del país, y expresan el valioso respaldo brindado por miles de compatriotas que entendieron nuestra indeclinable posición de lucha contra la política de recolonización que Estados Unidos impone en nuestra patria.

En telecom: OTRA VEZ SE PRENDE LA MECHA

Los 8.800 trabajadores de Telecom se lanzaron de nuevo al paro en todo el país, el martes 9 de junio, en rechazo a la antinacional subasta del estratégico sector y para defender el régimen especial vigente de pensiones, en peligro de desaparecer. Los huelguistas demandan además que Caprecom, la descaecida entidad encargada de prestar el servicio de salud, vuelva a ser una caja de previsión fuerte y exclusiva para quienes operan este crucial renglón de la economía. Y exigen que se cumplan los acuerdos convencionales, que están siendo violados por la administración.

Tanto operarios como técnicos unificaron fuerzas para reclamarle a este gobierno que suspenda la entrega a las trasnacionales y a los grupos financieros locales de sector tan vital, entrega que ya se encuentra a punto de consumarse una vez les sean concretadas las licencias a los operadores escogidos: la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, cuya privatización acaba de aprobar el Concejo distrital, y Orbitel. Ambos se hallan en la tarea de conseguir el socio extranjero, requisito fijado por la siniestra ley 142, de servicios públicos, para entrar a saco en la red de Telecom.

LA IMPLACABLE REPRESIÓN LEVANTA A LOS VENDEDORES AMBULANTES

Según Manuel Alfredo Rubiano, presidente de Sinucom, las tensiones acumuladas por los violentos desalojos de que a diario son víctimas los miles de venteros en Bogotá y otras ciudades podrían estallar en cualquier instante. «Se trata de un problema social de gran envergadura -dijo Rubiano- que no se puede resolver con los métodos represivos y brutales aplicados por el alcalde Peñalosa en Bogotá y por muchos otros burgomaestres en el resto de Colombia. El pequeño comercio, también llamado informal, no es más que una secuela del creciente desempleo que la apertura ha traído sobre el país. No es por su propio gusto ni por simple capricho que la gente deba ocupar las calles, desde la madrugada hasta altas horas de la noche, buscándole el sustento a su familia. Es que no tiene otra salida».