Tribuna Roja Nº 91, mayo20 de 2003

ALCA...IDO, CAERLE

Debate de Jorge Enrique Robledo en la Comisión V del Senado

Abril 29, 2003

El debate sobre el ALCA es, a mi juicio, el más importante hoy en Colombia. Si tales acuerdos se firman en diciembre de 2004, para empezar a ser aplicados en enero de 2006, sin duda quedará sellada la sentencia a muerte de sectores vitales para el agro, la industria, la educación y los servicios.

Las transformaciones que pretende el ALCA, y las implicaciones para nuestros países, son apenas comparables con la irrupción de los españoles en América. Este debate, además, hace parte del que abrimos en los años 90 sobre la apertura económica de César Gaviria. Algunos dijimos que iban a destruir el país, y otros, en cambio, los antecesores del ministro Botero, ofrecían alborozados su “Bienvenidos al futuro”. Trece años después los resultados desastrosos son palpables, por lo que es increíble que no tengan empacho en defender el ALCA, una política que apunta a profundizar las mismas dañinas decisiones que se tomaron en 1990.

ANTE LA INVASIÓN A IRAK SE IMPONE LA RESISTENCIA MUNDIAL

Por Francisco Valderrama Mutis

El ataque que el ejército norteamericano con ayuda de tropas británicas desató contra Irak concluyó con la ocupación del país y el derrocamiento de Sadam Husein. Se trató de una criminal invasión perpetrada a mansalva y sobre seguro, pues luego del bloqueo económico de más de doce años, los permanentes bombardeos durante este mismo período y la prohibición, bajo la rigurosa supervisión de los inspectores de la ONU, de fabricar armas o adquirirlas, la nación iraquí se hallaba en condiciones de gran debilidad económica y militar. Fue un desigual enfrentamiento entre un país reducido a la postración y el mayor poder imperialista de la historia. Sin embargo, el pueblo iraquí, en la medida de sus posibilidades, presentó resistencia y solamente sucumbió a la bárbara arremetida cuando las fuerzas de ocupación, en medio del indiscriminado bombardeo, sitiaron por hambre ciudades y pueblos, destruyeron las fuentes de agua potable, suprimieron las de energía y asolaron sus viviendas y construcciones civiles.

AFRENDOSO RESPALDO DE URIBE A EMBESTIDA NORTEAMERICANA CONTRA IRAK

Dócilmente, el gobierno de Álvaro Uribe se sumó en nombre de Colombia a la coalición que acuadrilló Estados Unidos para invadir a Irak en contra de la voluntad de la gran mayoría de pueblos y gobiernos del planeta. Al alcahuetear esa embestida bélica, Uribe intentó curarse en salud pontificando que “la acción internacional debe proteger a los civiles y respetar los derechos democráticos del pueblo de Irak”.

El cinismo que rezuma esta declaración es cada día más oprobioso: cuando el mundo se escandaliza frente a la asolación y las masacres perpetradas contra la nación iraquí por las invasoras tropas gringas, Uribe, complacido, calla ante ellas y, cómplice, las aplaude.

PLAN DE DESARROLLO: HACIA UN ESTADO COMUNITARIO DE RUINA Y SOMETIMIENTO

Por Alejandro Torres y Alfonso Hernández

En un ambiente cargado de cortapisas al debate, el Congreso acaba de aprobar el “Plan de Desarrollo, 2002-2006, hacia un Estado comunitario”, impuesto por el gobierno de Álvaro Uribe. El Plan, retazos de temas y reglamentaciones de distinta monta sin mayor orden, no hace cosa distinta que enconar los quebrantos nacionales, adoptando, una vez más, la mortífera receta del Fondo Monetario Internacional. El legislativo, con muy pocas pero honrosas excepciones, como la del senador Jorge Enrique Robledo, aclamó todo sin discutir ni un tema sustantivo, sino que se entregó a un regateo mezquino para obtener boronas como pago por su obediencia. Claro que el trámite en las Cámaras es un puro formalismo, pues el artículo 341 de la Constitución dispone: «Si el Congreso no aprueba el Plan Nacional de Inversiones Públicas en un término de tres meses después de presentado, el gobierno podrá ponerlo en vigencia mediante decreto con fuerza de ley», y agrega que la «inclusión de proyectos de inversión [...] requerirá el visto bueno del gobierno nacional». Se trata de otro de los casos en los que tras los supuestos procedimientos democráticos se oculta el despotismo.

POR LA EDUCACIÓN PÚBLICA Y LA DEMOCRACIA

Por Gonzalo Arango J.

El 1° de abril, en medio de masivas protestas, fue designado Marco Palacios como rector de la Universidad Nacional, la más importante institución educativa del país. La comunidad universitaria exigía al Consejo Superior el respeto por los resultados de la “consulta” y la valoración de las calidades académicas, en los que descolló, con significativa ventaja, el doctor Víctor Manuel Moncayo, rector en los últimos dos períodos.

Los reclamos en procura de financiación estatal para la universidad pública, la defensa de la autonomía, las críticas al modelo neoliberal de la educación superior, entre otras posiciones, hicieron del rector Moncayo un personaje indeseable para el gobierno, pues podría entorpecer las políticas del Ministerio de Educación dentro de la actual oleada de reformas y ajustes. Desacatándolo por inconstitucional, el doctor Moncayo se atrevió a enfrentar el decreto 2912 del 31 de diciembre de 2001 que establecía un nuevo régimen salarial y prestacional para los docentes universitarios. Esta fue una muestra clara de su talante, que no pasó inadvertida por el nuevo gobierno.

CRECE LA RESISTENCIA ESTUDIANTIL

Por Elías Fonseca

La consigna «¡Fuera Marco Palacios de la Universidad Nacional de Colombia!» resume el rechazo total que ha recibido por parte de todos los estamentos su designación como nuevo rector; decisión tomada por el Consejo Superior, desconociendo la voluntad mayoritaria de la consulta para elegir la terna de candidatos a la rectoría, en la cual Víctor Manuel Moncayo obtuvo una victoria contundente. Las sedes de Bogotá, Medellín, Manizales y Palmira se declararon en asambleas permanentes y cese de actividades exigiendo la renuncia de Palacios, lo cual fue ratificado en multitudinarias marchas de protestas.

LA DEFENSA DE ECOPETROL, UN DEBER NACIONAL

Los hidrocarburos son recursos estratégicos y de seguridad nacional, tanto que cubren 70% del consumo de energía mundial. Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Japón y demás potencias, que consumen 65% de la demanda mundial de energía, centran sus esfuerzos en controlar las fuentes de hidrocarburos, estructurando políticas para incidir en las legislaciones de los países productores, a fin de asegurar el suministro de energía fósil, sin importar que para ello tengan que lanzar guerras de agresión o intervenir militarmente en los países donde se encuentran las reservas de petróleo y gas. La invasión de Estados Unidos e Inglaterra contra Irak da prueba fehaciente de ello.

A SALVAR ECOPETROL, LLAMÓ JORGE ENRIQUE ROBLEDO

Debate hecho por Jorge Enrique Robledo en la Comisión V del Senado, el 17 de febrero de 2003, al ministro de Minas y al presidente de Ecopetrol.

La política de petróleo y gas que se aplica desde hace años, siguiendo las orientaciones del Fondo Monetario Internacional, ha fracasado de manera rotunda y no responde al interés nacional. Según el Plan Nacional de Desarrollo, el país está cerca, apenas a dos años, de tener que comprarles a las multinacionales el crudo necesario para cargar las refinerías de Ecopetrol. Y, lo que sería peor, poco tiempo después habría que importar el petróleo o la propia gasolina que requieren los colombianos. Amenazas de suma gravedad por el impacto que le causaría a la balanza de pagos y a las finanzas públicas.

JORGE ENRIQUE ROBLEDO EN EL SENADO

Contra la Reforma Política

Los senadores abajo firmantes dejamos la siguiente constancia, en la que explicamos las razones fundamentales por las que votamos negativamente la reforma política aprobada por el Senado de la República en el día de hoy.

Como lo dijo uno de los ponentes en la plenaria de la Corporación, el propósito principal de la reforma es corregir “el efecto demoledor de las reformas” políti­cas aprobadas en la década pasada, las cuales tuvieron como uno de los aspectos fundamentales el haberles permitido a sectores diferentes a los partidos tradicionales y a grupos minoritarios dentro de dichos partidos llegar al Congreso de la República.

ANGEL MARIA CABALLERO, PRESIDENTE DE SALVACION AGROPECUARIA: RECLAMAMOS CONSULTA POPULAR SOBRE EL ALCA

Ángel María Caballero, presidente de la Asociación Nacional por la Salvación Agropecuaria apoyó la propuesta que hiciera en el Congreso el senador Jorge Enrique Robledo para que el ingreso o repudio de Colombia al ALCA se decida mediante consulta popular.

Para el dirigente de Salvación Agrope­cuaria, el ALCA afectará la producción del campo por la drástica baja de los aranceles a las importaciones, hasta llegar a cero en menos de diez años, lo que terminará de arrasar nuestros cultivos. Las multinacionales monopolizarán la propiedad intelectual de agroquímicos y materiales transgénicos. Los cultivadores nacionales no podrán sembrar sus propias semillas, y serán obligados a utilizar los híbridos y variedades de marca.

0 | 10