Tribuna Roja Nº 94, diciembre 3 de 2003

Editorial: ENCAUZAR LA RESISTENCIA CIVIL CONTRA LA POLíTICA URIBISTA

Héctor Valencia H., secretario general del MOIR

Desde cuando el MOIR, al avizorar el caos que sobre el entramado social presagiaba la apertura neoliberal, proclamó en 1991 la oportuna consigna «Por la soberanía económica, ¡Resistencia civil!», nunca ésta había adquirido tan vigorosa vigencia como hoy. Ni ninguna manifestación del juicio popular había encarnado de manera más concreta su contenido que el rechazo que en octubre le propinaron las mayorías colombianas al referendo de Uribe Vélez y, con ello, a los designios antinacionales y reaccionarios de su gestión gubernamental.

DECLARACIÓN DE ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

Alternativa Democrática; Bogotá, noviembre 27 de 2003

Los senadores y representantes abajo firmantes, elegidos por diferentes organizaciones políticas, decidimos constituirnos en la bancada parlamentaria ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA, la cual actuará de manera coordinada en el Congreso de Colombia bajo los siguientes criterios:

Luego de padecer por más de trece años la aplicación de políticas económicas devastadoras definidas por el Fondo Monetario Internacional, ya nadie puede dudar que estas no conducen a los colombianos hacia el progreso, como lo evidencia la peor crisis económica y social de su historia, expresada en los elevados niveles de desempleo, pobreza y miseria, el marginamiento de las comunidades afrodescendientes y de los pueblos indígenas, la quiebra y estancamiento de vastos sectores de la producción industrial y agropecuaria, las profundas crisis de la educación, la cultura, la salud y el sistema de pensiones, el alza creciente en las tarifas de los servicios públicos domiciliarios, el permanente aumento de la carga tributaria de las capas medias y populares y la impagable deuda del Estado.

ASAMBLEA NACIONAL FRENTE AL ALCA Y EL TRATADO BILATERAL CON ESTADOS UNIDOS

Las organizaciones abajo firmantes a través de sus voceros y voceras en representación de las mayorías del pueblo colombiano y participantes de la Asamblea Nacional frente al Acuerdo bilateral y el ALCA, realizada el 21 de noviembre de 2003 en Bogotá Colombia, frente a la decisión gubernamental del gobierno de Uribe Vélez de avanzar hacia la firma del ALCA y de un acuerdo bilateral con los Estados Unidos hacemos las siguientes consideraciones y exigencias.

DECLARACIÓN

El país se encuentra frente a decisiones de magnitud incalculable. Los acuerdos de libre comercio se constituyen en una máxima instancia a la luz de los cuales se juzgará toda la conducta económica de una nación, obligan a todos los gobiernos futuros y otorgan más facultades y poderes a las transnacionales que a los ciudadanos del país. Los litigios que se presenten deberán resolverlos tribunales extranacionales, perdiéndose la soberanía judicial sobre los más importantes procesos económicos. Además de los notorios y graves perjuicios económicos que causan, imposibilitan la acción económica del Estado. Esto es evidente en las normas propuestas sobre inversión, comercio de servicios y compras gubernamentales que rebasan los acuerdos de la OMC y están actualmente en discusión en todo el mundo. Se busca especializarnos en productos tropicales sin mayor importancia, supeditar cualquier esfuerzo industrializador a los caprichos de la inversión extranjera y pauperizar a la población.

LLAMAMIENTO A ENFRENTAR LA EMBESTIDA DEL GOBIERNO CONTRA ECOPETROL, LA CONVENCIÓN Y LA USO

Tras un año, el gobierno de Uribe se dispone ahora a darle remate a su implacable embestida contra los intereses de Ecopetrol y sus trabajadores. Previendo tal situación, ya en noviembre de 2002 la Asamblea Nacional de Delegados (AND) realizada en Fusagasugá, adoptó una resolución que rechazaba el contrapliego, la privatización, el tribunal de arbitramento y exigía el reintegro de los compañeros despedidos. En cumplimiento de ese mandato y siendo presidente de la Junta Directiva Nacional (JDN) el compañero Rodolfo Gutiérrez, el sindicato recurrió a las más variadas formas de lucha sindical dentro de la táctica de enfrentar con combativa firmeza las pretensiones del gobierno.

PARO NACIONAL DE CAMIONEROS

El pliego de exigencias planteado al gobierno nacional desde hace quince meses por la Asociación Colombiana de Camioneros, ACC, con más de cien mil afiliados en todo el país, desembocó en un paro nacional que se inició a la medianoche del domingo 30 de noviembre y que, hasta el momento, se reporta como totalmente exitoso.

Miles de camiones y tractomulas han sido inmovilizados en las carreteras por los transportadores de carga.

La Asociación Colombiana de Camioneros exige, en primer término, que les sea congelado el precio de los combustibles, pues las exageradas alzas están conduciendo a la ruina a este importante sector, según lo ha reconocido el propio ministro del Transporte.

A LA HORA DEL BALANCE

Jorge Enrique Robledo Castillo

No debe concluir el debate sobre el referendo sin darle una última mirada a lo ocurrido, así como a sus principales enseñanzas y consecuencias. Porque con independencia del resultado de las luchas políticas, y esta ha sido una de las mayores libradas en Colombia, es de importancia capital aprender de ellas.

La vida terminó dándonos la razón a quienes desde hace más de un año advertimos que lo democrático exige condiciones que van bastante más allá de inducir a muchas personas a votar, verdad que en últimas explica por qué los referendos han sido tan usados por tantos regímenes contrarios a la democracia.

LA VERDAD SOBRE LOS IMPUESTOS

Jorge Enrique Robledo Castillo

Decidido a no acatar la derrota que sufrió en el referendo, el gobierno de Uribe Vélez insiste en imponer la política de empobrecimiento acordada con el Fondo Monetario Internacional. Esta vez, con el Plan B, que no es otra cosa que una nueva reforma tributaria, con la que suman once las presentadas desde 1990, seguramente una marca mundial. Esta, como las anteriores, busca castigar principalmente al pueblo y a las capas medias, mediante impuestos a las pensiones, mayores cargas a los asalariados y, por sobretodo, más IVA. También, y como siempre, propone otra exención que beneficia en especial a los 4.484 llamados Grandes Contribuyentes, que representan el 1.41 por ciento de los que declaran renta pero que se apropian de la mayor parte de la las exenciones tributarias que por 16 billones de pesos existen en Colombia, rebajas que suelen no convertir en inversiones sino en especulaciones financieras en el país o en el exterior.

EL MOIR EN LAS ELECCIONES DEL 26 DE OCTUBRE

En la campaña electoral del pasado 26 de octubre el MOIR superó con relativo éxito las talanqueras que la Reforma Política uribista les pone a las fuerzas minoritarias.

Éxito porque se lograron cerca de 80 mil votos en listas avaladas por nuestro Partido, lo que supera ampliamente la votación de 47 mil votos con los que llevamos a Jorge Enrique Robledo al Senado en las elecciones de marzo del año pasado, y también porque después de superar el umbral y la cifra repartidora mantuvimos las curules de los compañeros Óscar Gutiérrez y Alonso Orozco en las asambleas de Caldas y Caquetá.