Tribuna Roja N°62, Bogotá; octubre 12 de 1995

POR LA SOBERANÍA DE COLOMBIA, ¡FUERA GRINGOS!

(Declaración del Comité Ejecutivo Central del MOIR, leída por su secretario general, Héctor Valencia, en el programa institucional de TV el 4 de octubre de 1995.)

El intervencionismo del gobierno de los Estados Unidos en los asuntos internos de Colombia ha adquirido una intensidad sin precedentes en la historia nacional. Inscrito en la política de recolonización que viene aplicando a nivel mundial, su objetivo central es la expoliación de nuestros recursos naturales, el saqueo del ahorro nacional y la explotación al máximo de la fuerza de trabajo, para lo cual ha contado con la complicidad y obsecuencia de las clases dominantes y sus gobiernos de turno.

Del legado de Mosquera: PRECISIONES NECESARIAS

(Apartes del documento escrito por Francisco Mosquera y publicado en El Tiempo, e114 de noviembre de 1989, en el cual analizó brillantemente la situación política del momento. Apoyándose en la ciencia del marxismo, Mosquera examinó la lucha de clases en los ámbitos nacional e internacional, lo que le permitió avizorar con lucidez los acontecimientos que se presentarían en los años subsiguientes.)

Los desvaríos del viraje oficial Queremos exponer de nuevo nuestras opiniones porque nos hallamos dentro de un caos enorme, cuya alocada trayectoria bien podría tender hacia desenlaces aún más lesivos para el pueblo, que es, en definitiva, el soporte de la nación y sufre sin remedio las consecuencias de los quebrantos de ésta. Ninguno de los signos vitales de Colombia llama al optimismo. Los presagios tanto económicos como políticos son preocupantes. Sobre todo el baño de sangre que nos ahoga, esa violencia absurda y desenfrenada que golpea no sólo a seres inocentes sino a bienes esenciales. Hace poco la zozobra se reducía a unas cuantas regiones apartadas. Durante la administración Betancur se extendió a varios departamentos, y hoy no existe espacio de la geografía patria, incluidas las grandes capitales, en el que las gentes se sientan seguras. No creemos estar exagerando, pese al esfuerzo que despliegan algunos medios de divulgación por suavizar los estruendosos percances.

LAS MISERIAS DEL NEOLIBERALISMO

Por Raúl Fernández

La política del neoliberalismo sólo ha causado catastróficos resultados. Ni un solo país ha logrado el desarrollo económico como consecuencia de la llamada "rebelión de las élites". Al contrario, el desempleo y la pobreza continúan en aumento, mientras se ahonda la brecha entre países pobres y países ricos.

Sin embargo, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y los Estados poderosos se aprestan a intensificar sus denominadas reformas económicas. El asalto contra las leyes laborales y contra el salario mínimo se arreciará en el futuro próximo, acompañado de una mayor retórica sobre la necesidad de mitigar la "pobreza absoluta".

COLOMBIA, BAJO LA LEY DEL IMPERIO

Por Alfonso Hernández

Vivir para ver. ¡Los magnates de Washington blasonando de defensores de la democracia y de la moral! Sólo que toda la historia del siglo XX los desmiente. ¿No fueron ellos los que prohijaron los regímenes venales y antipopulares de América Latina? Las dictaduras de Porfirio Díaz, Fulgencio Batista, Pinochet, Duvalier, ¿no fueron acaso sus serviles aliadas? ¿Y en las nóminas de sus agencias policiales no figuraron Noriega y Cedrás?

Lo que sucede es que el fin de la Guerra Fría calentó la cabeza del Tío Sam. ¡El mundo para los norteamericanos!, es la desquiciada divisa de la hora. Por ello sus voceros van a Tokio, Bruselas, Pekín, Seúl, exigiendo apertura de mercados para sus productos. Y amenazan con castigar a los desobedientes. Con uno u otro ropaje intervienen militarmente en Granada, Panamá, Somalia, Irak, Haití o la desmembrada Yugoslavia, siempre con el real objetivo de imponer sus condiciones económicas.

ABRIRLE COMPETENCIA A ECOPETROL ES EL CAMINO PARA LIQUIDARLA

(Publicamos apartes del documento que con el título de La apertura económica y la privatización de Ecopetrol, acaba de ser editado masivamente por los compañeros de la Unión Sindical obrera, la Asociación de Directivos de Ecopetrol y la Asociación de Trabajadores Temporales de Ecopetrol, con el objeto de lanzar una intensa campaña de esclarecimiento sobre los nefastos objetivos que se ha propuesto el gobierno samperista para extinguir la estatal petrolera y entregarle nuestro crudo a la voracidad de las multinacionales)

El pasado 22 de mayo las empresas consultoras contratadas por el ministerio de Minas y Energía y la administración de Ecopetrol, Booz Allen & Hamilton y Asesoría y Gestión, Cía. Ltda, presentaron para aprobación de Ecopetrol y posterior decisión del gobierno las recomendaciones de la reestructuración. Las conclusiones están dirigidas a mostrar que la eficiencia, la rentabilidad de la empresa, el pasivo laboral, la estructura administrativa inflexible, la ausencia de identidad o marca "Ecopetrol" y el agotamiento de activos en refinería son las debilidades y amenazas principales para el futuro de la empresa.

UNA BATALLA IMPUESTA A LOS TRABAJADORES ESTATALES

Un gran descontento reina en el sindicalismo por la aparición de la ley 200 de 1995, el Código Disciplinario Único gestado en la Procuraduría General, aprobado por el Congreso y sancionado por Samper. Los trabajadores convocaron de inmediato reuniones de emergencia, con el fin de desarrollar un plan de acción tendiente a enfrentar esta nueva agresión. El 30 de septiembre, por iniciativa de Fecode y la USO, y con la participación de la CUT y CGTD, se reunieron voceros de Sintracreditario, Sittelecom, Sindess, Sindesena, Sindicato del Acueducto de Bogotá, Utradec, Fenaltrase, Sintracade y Sintraelecol, entre otros.

¡ABAJO LA LEY 200!

Por iniciativa de la Procuraduría General de la Nación, y después de un trámite inusitadamente acelerado, se aprobó recientemente la ley 200 de 1995, sancionada en volandas por el ministro delegatario en funciones presidenciales, Horacio Serpa. Mediante tal norma se expide un draconiano Código Disciplinario Único que reemplaza la ley 13 de 1984, los regímenes especiales conquistados por decreto, y amenaza los alcanzados por convención colectiva.

Ésta es la continuación de la alharaca de la moralización que tuvo como episodio previo la aprobación del denominado Estatuto Anticorrupción, un código policivo contra el grueso de los funcionarios públicos, basado en unos indicadores de eficiencia que, sin ser definidos, serán utilizados para juzgarlos y condenarlos, en tanto que a la cúpula del Estado, que se lucra de los grandes negociados con las multinacionales, se la exime de toda culpa.

EL DESCALABRO DE LA DESCENTRALIZACIÓN

Por Francisco Cabrera "La descentralización administrativa, junto a la novedad de los alcaldes elegidos en las urnas, brinda asimismo una magnífica oportunidad para subir escandalosamente los múltiples arbitrios que aletean sobre los predios de las localidades. El que quiera ‘apertura democrática’ que la compre". Francisco Mosquera

El epígrafe escogido fue escrito en 1989 por nuestro desaparecido secretario general. Eran los días en que la descentralización tenía en la elección de los alcaldes un ropaje seductor y fue abrazada con entusiasmo por los municipios como la ilusoria alborada de su redención. Hoy, al hacer el balance de aquel proceso impulsado desde comienzos de los ochentas, el panorama es el de un inmenso descalabro al borde de generar el más caudaloso movimiento de rebeldía de las localidades contra el gobierno central.

MOCKUS EL ALCABALERO

El 8 de septiembre el alcalde Antanas Mockus y la mesa directiva del Concejo de Bogotá acordaron una agenda de trabajo de 16 puntos que incluye, entre otros, la privatización de la Empresa de Energía, una reforma tributaria, la sobretasa a la gasolina, la valorización por beneficio local, los peajes urbanos, despidos masivos de trabajadores de diferentes dependencias y la supresión del Departamento Administrativo de Acción Comunal.

Por su parte, el Cabildo marcha hacia la rendición, atolondrado por los sistemáticos mandobles que le propinan el profesor Mockus y su corte de académicos emergentes. Incapaz de reaccionar buscando el apoyo popular frente a las alcaldadas, el Concejo se ha mostrado atemorizado por el poder de los medios y acomplejado por el estigma de la corrupción.

Intervención del coordinador de Unidad Cafetera en Risaralda: SOBRE LA TÁCTICA DEL MOVIMIENTO CAFETERO

Por Aurelio Suárez Montoya

Lo que está discutiendo el movimiento cafetero, y yo diría que el movimiento agrario en general, es la táctica y la estrategia que deben desarrollar para impedir su ruina completa. El problema de la táctica, además, no se resuelve por caprichos o por inclinaciones personales, sino que tiene que ver con las concepciones que existan sobre el problema de fondo que enfrentan los caficultores y los agricultores colombianos.

Es absolutamente importante que se tenga claro que el asunto cafetero va más allá de un enunciado meramente reivindicativo. Muchos, cuando pretenden señalar que tal o cual acto les va a ablandar el corazón o el oído al gobierno o a las autoridades cafeteras, parten del punto de vista de que el tema cafetero es simplemente un conjunto de medidas o una situación coyuntural que una vez resuelta redundará en bienestar, progreso, prosperidad y desarrollo armónico para la producción cafetera.

0 | 10