BOLÍVAR TAMBIÉN ACATÓ LA ORDEN

A pesar de la militarización establecida en la zona Industrial de Mamonal y en las calles por parte de la Infantería de Marina, decididos trabajadores abandonaron sus labores y vivaron en Cartagena el Paro Cívico Nacional. Las factorías de Daniel Lemaitre, la zona portuaria, Telecom, el mercado central, numerosos almacenes y las universidades, colegios y escuelas, sufrieron la paralización de actividades de los asalariados. En los barrios del Sur, sobre la Avenida Pedro de Heredia, se efectuaron varios mítines.

Prisión para trabajadores y estudiantes Cuando recorrían el centro agitando el combate proletario, fueron apresados Ramiro Silva, Marco Fernández, Jorge Villalba, Jacinto Ruiz, Rodolfo Gaitán, Jesús Berna, Mariano Guasú, Alberto Álvarez, Jaime Mesa y Manuel Ramón Valest. Los dos últimos presidente y vicepresidente, respectivamente, de la subdirectiva de Sittelecom.

Ese mismo día, los gendarmes detuvieron a los militantes del MOIR Alfonso Leonidas Lorza, Felipe Gómez y Luz María Vega y, con anterioridad, el 6 de septiembre, a Simón Mekler, en los alrededores de Cicuco, cuando repartía chapolas de nuestro partido invitando a los obreros a librar la contienda nacional.

Los estudiantes de la Universidad Libre y el Liceo de la Costa, Donaldo Ardila, Fernando Caro, José Francisco Méndez, Gualberto Berrío y Alfonso Aroas, pasaron también a las cárceles por proclamar públicamente su radical desafecto con el régimen.