"¡CONTRA LA IGNOMINIA: FUERA FRECHETTE DE COLOMBIA!": DECLARACIÓN DE LA CUT

Por Luis Eduardo Garzón

La Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT, considera toda una afrenta contra la patria las ignominiosas declaraciones dadas por el embajador de los Estados Unidos en Colombia, Myles Frechette, al periódico El Tiempo y publicadas el día 19 de enero de 1997.

En dichas declaraciones salta a la vista la alta injerencia en los asuntos internos colombianos, de parte del gobierno de Estados Unidos.

Así, pasa cuenta de cobro sobre el incumplimiento de exigencias como la aprobación de la extradición, el aumento de penas, el lavado de dinero y el acuerdo marítimo.

De la misma manera sostiene que el nuevo embajador de Colombia en Washington debe dar explicaciones al gobierno norteamericano sobre la Ley de Televisión y sobre la Reforma Política. Descalifica el nombramiento del nuevo ministro de Defensa. Anuncia que el país va a ser nuevamente descertificado, tanto en derechos humanos como en la lucha contra el narcotráfico, y que por este motivo podrían imponerse sanciones económicas a Colombia, como eliminar ventajas a las flores. Reclama que del escándalo Mauss no pueden ser afectados los intereses de la multinacional gringa Unisys.

Y, por último, reclama garantías para los inversionistas norteamericanos que vendrán al país a comprar y extraer nuestro patrimonio nacional del sector energético (gas, carbón, petróleo, electricidad).

Toda esta creciente intervención en los asuntos internos nuestros persigue recolonizarnos y, bajo el pretexto de la lucha contra el narcotráfico y la corrupción, aumentar el control en todos los aspectos de la vida nacional.

Infortunadamente, frente a estas declaraciones y acciones realizadas por el embajador Frechette, nuestro gobierno nacional no emite ningún pronunciamiento, colocándose en una posición sumisa y complaciente, lo cual también rechazamos.

Frente a lo anterior, la CUT nuevamente insiste en la necesidad de reclamar y realizar una política de defensa de la soberanía nacional como un elemento determinante en la dignificación y desarrollo de la nación y el pueblo colombiano.

Por todo ello, exigimos la salida del señor Myles Frechette de Colombia.