EL 1° DE MAYO DE 1975

El 1° de Mayo de 1975, en la gran manifestación unitaria de la clase obrera colombiana, el camarada Francisco Mosquera registró emocionado los triunfos obtenidos por los pueblos de Camboya y Viet Nam los días 17 y 30 de abril y con los cuales expulsaron al imperialismo norteamericano:

"En Indochina fracasaron todas las estrategias de los Estados Unidos: la guerra especial, la guerra local, la guerra secreta de Laos, la guerra aérea del Norte de Viet Nam. Nada les valió: ni los 150.000 millones de dólares que invirtieron, ni los millones de soldados que desembarcaron, ni los miles de millones de toneladas de bombas letales que arrojaron sobre la población civil, ni los sabotajes, ni el napalm, ni los genocidios, ni los treinta años de ardides y argucias diplomáticas. Nada pudo quebrar el espíritu de lucha de estos dos pueblos que desean vivir y trabajar en paz, pero que son profundamente celosos de su soberanía, su neutralidad, su integridad territorial, su honor nacional, y que no están dispuestos a aceptar ninguna injerencia en sus asuntos internos. En Indochina ha quedado demostrado una vez más que un pueblo por pequeño y atrasado que sea puede defender triunfalmente sus derechos a la autodeterminación nacional y puede vencer a la potencia más poderosa de la Tierra, siempre que se decida a hacerlo, empuñe las armas y persista en una línea correcta". (Francisco Mosquera, "Por el más amplio frente de lucha antiimperialista", en Tribuna Roja, No. 15, mayo 10 de 1975).