En Cúcuta: PRIMEROS CONTACTOS HACIA FRENTE ELECTORAL DE IZQUIERDA

(Mensaje dirigido por Rafael Espinel, secretario regional del MOIR en Norte de Santander, a Jesús A. Ramón Melo, candidato al Concejo de Cúcuta).

En su carta, fecha el 22 de abril de 1997, me cuenta que "nuevamente intento presentar mi nombre a consideración para el Concejo de Cúcuta", y que "la visión de la problemática de nuestra ciudad es crítica y creo representar e interpretar, los ideales del Movimiento que usted lidera en el Norte de Santander". Usted pide el apoyo del MOIR y de su senador Jorge Santos Núñez "para avalar esa aspiración".

Permítame hacer un resumen de nuestros principios y programas, con los cuales estamos forjando una opción para Colombia, sus departamentos y municipios como el de Cúcuta.

Primero. Luchar por la autodeterminación nacional.

Segundo. Defender la producción nacional.

Tercero. Civilizar la lucha política.

Cuarto. Buscar el bienestar del pueblo.

La recolonización emprendida por el imperio norteamericano y la correspondiente aplicación del modelo neoliberal tienen a Colombia sumida en una espantosa crisis, que ya toca todos los sectores productivos. Como la mayor parte de la crisis ha afectado el campo, es necesario hacer hincapié en un programa agropecuario que tenga como mínimo:

1. Garantía y precios de sustentación.

2. Créditos suficientes, oportunos y baratos.

3. Cese de procesos judiciales y embargos; condonación de deudas.

4. No a la importación de alimentos, insistiendo en el concepto de seguridad alimentaria.

5. Defensa de las instituciones agropecuarias.

6. No a la estratificación rural.

Para el municipio capital de Norte de Santander, nuestra consigna de industrializar a Cúcuta, hoy tiene más vigencia que nunca.

Pero ésta debemos acompañarla de propuestas concretas que le den salida a la problemática de nuestra ciudad, la cual usted, cuando fue secretario de Planeación del municipio tuvo la oportunidad de apreciar en toda su magnitud.

Estimado amigo: creo que en sus manos estas banderas podrán ondear dignamente y sus electores con entusiasmo cumplirán tareas más allá de las elecciones en favor de esta noble causa.

Desde ahora me comprometo a tramitar su solicitud dentro de mi Partido y con este respaldo gestionar todo lo correspondiente ante las autoridades electorales.

Con usted, y otras personalidades amigas, tendremos la oportunidad de aprovechar la próxima contienda electoral para educar a las masas en estos temas y llevar a los cuerpos colegiados a personas que desde allí nos ayuden a construir un gran Frente Único, capaz de forjar una nueva Patria Soberana, donde se pueda generar riqueza para el bienestar de la comunidad.