Jaime Salem: "CREO QUE EN MENOS DE CINCO AÑOS PUEDE HABER UN ESTADO PALESTINO"

Nacido en Ramala, Palestina, hace 53 años, Jaime Salem hace parte del Consejo Nacional Palestino, órgano legislativo de la OLP compuesto por 435 miembros, que se reúnen una vez al año. A Colombia llegó en 1958 y desde entonces se encuentra vinculado a la actividad comercial.

Jaime Salem resultó elegido "congresista en el exilio", como él mismo se llama, con el voto mayoritario de los palestinos residentes en nuestro país.

"Colombia es también mi pueblo -agrega-. Me nacionalicé en esta tierra y mis tres hijos y mi esposa son colombianos".

Tribuna Roja. ¿Señor. Salem, que significado le atribuyen ustedes al acuerdo suscrito entre la OLP y el Estado de Israel?

Jaime Salem. Bueno, nosotros lo apoyamos con la esperanza de que sea una ventana hacia la paz; pero para que dentro de cinco años complete y respete Israel lo que firmó, el acatamiento a las Resoluciones 242 y 338 del consejo de seguridad de las Naciones Unidas, es decir el retiro total de los territorios ocupados en la guerra de 1967 TR ¿Piensa usted, que el acuerdo configura el inicio, la preparación, para hacer tránsito a la creación de un Estado palestino?

Jaime Salem. Sí. Yo creo que en menos de cinco años puede haber un Estado palestino. ¿Por qué? El, Estado se compone de un territorio y un pueblo. Y ambas condiciones están dadas. Hay el territorio, que va a devolver Israel, y existe el pueblo palestino, reconocido por ciento once países en el mundo.

TR. Además del cumplimiento de los acuerdos, ¿qué otras dificultades enfrenta el pueblo palestino en el camino hacia la construcción del Estado?

Jaime Salem. El obstáculo más difícil para llegar a un convenio es Jerusalén, porque a Jerusalén la reclaman tres pueblos: el musulmán, el católico y el judaísmo. Para los palestinos, en particular, la autodeterminación y el Estado sin la Jerusalén oriental no tienen gracia, ¿me entiende? Jerusalén es para nosotros la columna vertebral de ese Estado. Palestina carece de petróleo y sobrevive del turismo que llega a Jerusalén. Pero la ciudad siempre ha estado dividida. Por lo tanto, la cuestión queda resuelta si Israel cumple con la resolución 242 -aprobada inclusive por Estados Unidos-, la cual reconoce que Jerusalén oriental es un territorio ocupado, como Jericó, como Nabras, como Ramala, como cualquier otra ciudad.

TR ¿Los acuerdos recientes con Israel han generado alguna división en la OLP, o ésta conserva su unidad? Jaime Salem. Yo no hablaría de división. En la OLP gobierna un sector mayoritario que es Al Fatah. Y hay también partidos minoritarios que están en la oposición, como ocurre en cualquier democracia del mundo. Nosotros respetamos esto. Es la misma situación que vive Israel. El Likud representa 43% de la votación y está en contra del acuerdo, tanto que hasta llegó a amenazar de muerte a Rabín y a Simón Peres. Pero quiero sacarlo a usted de la duda, y lo mismo a sus lectores. Nunca va a suceder que un palestino lance su arma contra otro palestino. ¿Por qué? Porque hemos sufrido mucho como para empezar ahora a matarnos los unos a los otros. Y en cuanto a Israel, nosotros vamos por la paz, siempre y cuando se cumplan las resoluciones de las Naciones Unidas.

TR. El pueblo palestino enfrenta dificultades, ya que vive en la pobreza y el atraco. ¿Cómo han concebido ustedes la construcción material del nuevo Estado?

Jaime Salem. Agradezco mucho esa pregunta, porque es muy errada. Para sus cuentas, y esto se puede confirmar con las cifras de la Unesco, somos el tercer país en educación superior en el mundo, después de los Estados U y la Unión Soviética, en proporción con el número de habitantes, claro. Desde el punto de vista económico, los problemas no son tan graves. Lo que pasa es que nosotros vamos a cobrar el daño que se nos ha hecho. Si aceptamos la ayuda del mundo, no es porque sea un regalo ni una limosna. Quiero que me lo entiendan así. Es simplemente un reconocimiento del perjuicio que han hecho Oriente y Occidente, Europa Occidental y Europa Oriental, contra el pueblo palestino, al crear el Estado de Israel y al repartir a Palestina, un territorio que no tenían por qué fraccionarlo.

Modestia aparte, algunos países del Medio Oriente ricos en petróleo no viven como viven los palestinos. Si usted ha visto las imágenes que se presentan en televisión sobre Gaza y Jericó, tiene que recordar cómo esos pueblos llevan 26 años sufriendo una ocupación. Imagínese usted: cuando un niño le tira una piedra a un camión militar encierran la población durante ocho días. Pero, mire: la tierra en Jericó, a raíz de los últimos acontecimientos, subió 300% y no hay en estos momentos un lote que usted pueda comprar. Eso demuestra que lo que necesitábamos era confianza, decir,"esto es nuestro, vamos para adelante".

Abrigo la esperanza de que en diez años Palestina habrá avanzado mucho, porque somos gente trabajadora.

TR. El señor embajador de Israel en Colombia hablaba de la posibilidad, hacia el futuro, de crear un mercado común en el Medio Oriente. ¿Qué piensa usted de esa propuesta?

Jaime Salem. Esa idea no salió del embajador de Israel. Si él la dijo la está copiando. Fue una idea de Europa, del Mercado Común Europeo, más exactamente de Francia, y apoyada por Estados Unidos. ¿Por qué? Con el fin de que Israel salga a negociar con los países árabes, en lugar de estar pidiendo dinero todos los días a Estados Unidos para sostenerse. Ahora le dicen: "Señor, viva con sus vecinos, comercie con ellos, haga su mercado con ellos y no siga pidiéndonos dinero. Ya le dimos, su oro y su Estado, ya le hicimos la paz con sus vecinos, ya usted es mayor de edad. Esta es la verdad sobre esa propuesta.

TR. ¿En qué estado se encuentran las relaciones de la OLP con sus vecinos, por ejemplo, con Jordania, con Siria y, en general con el mundo árabe?

Jaime Salem. Somos uno de los 22 países que conforman la Liga Arabe, la que nos reconoce como Estado. Usted sabe muy bien que pueden subsistir dificultades por la guerra del Golfo Pérsico. Pero yo admito con toda honestidad que, si se volviera a presentar la misma situación, Arafat tendría que apoyar de nuevo al pueblo de Irak. ¿Por qué? Porque todo gobernante debe tener en mente el pensamiento de su pueblo y no el pensamiento de él como dirigente. Los palestinos siempre hemos estado junto a Irak. No se le olvide que en 1948 combatieron a nuestro lado contra Israel. En tierra palestina hay tres cementerios que albergan los cuerpos de los soldados iraquíes muertos en esa guerra. Nosotros no podemos ir a favor de los aliados y en contra de un pueblo árabe y musulmán.

Las relaciones son normales, con problemas, desde luego. Algo similar sucede entre los países de América Latina. Podemos tener problemas con el gobernante, pero no a nivel del pueblo. Tenga en cuenta que los árabes son muy unidos.

TR. ¿Ustedes han recibido solidaridad del resto de los pueblos del mundo?

Jaime Salem. Sí, claro que sí. Incluso el gobierno de Colombia acaba de reconocernos. Hemos tenido embajadas y oficinas de información en casi toda América Latina, ante gobiernos de izquierda o de derecha. Ahora todo el mundo está reconociendo que Arafat no era terrorista. Que el Arafat que tendió la mano en la Casa Blanca a Rabín es el campeón de la paz y no de la humillación. Nosotros somos un pueblo que quiere vivir en paz y que anhela tener una entidad como cualquier otra nación. Tener una cédula, un pasaporte y poder decir, "yo soy de tal parte". Yo creo que las cosas van a marchar bien, si Dios quiere.

TR. La prensa habla de una solicitud de ayuda económica que va a tramitar Arafat especialmente ante Washington, para la reconstrucción del Estado palestino. ¿Qué opina?

Jaime Salem. Es lo mismo que le acabo de decir. Después de 26 años de destrucción a cargo de los militares israelíes, el mundo tiene que ayudarnos, sobre todo los países que crearon el problema. No sólo Estados Unidos, sino también Europa Occidental y Rusia. Usted sabe que el primer país que reconoció al Estado de Israel fue la Unión Soviética. Todos ellos están en la obligación de ayudar a levantar esos territorios, que cuando gocen de independencia, va a ver usted el progreso que lograrán. Parece que hay muy buen ambiente en torno a los trámites de dicha colaboración.