José Marti 1985-1995: CIEN AÑOS DE SU MUERTE

CIEN AÑOS DE SU MUERTE “El amor, de madre, a la patria, no es el amor ridículo a la tierra, ni a la yerba que pisan nuestras plantas; ¡es el odio invencible a quien la oprime!”

“Yo estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber –puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo- y de impedir que a tiempo con la independencia de Cuba se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso” (Carta de Martí a su amigo y compañero de luchas por la independencia de Cuba, Manuel Mercado).

“En lo alto de las nubes desgarradas, un pino, desafiando la tempestad, erguía entero, su copa. Rompió de pronto el sol sobre un claro del bosque, y allí, al centelleo de la luz súbita, vi por sobre la yerba amarillenta erguirse, en torno al tronco negro de los pinos caídos, los racimos gozosos de los pinos nuevos: ¡Eso somos nosotros: pinos nuevos!” (Discurso de martí en La Florida, en homenaje a los estudiantes asesinados en La Habana por el ejército español).