¡LAS MUJERES AL COMBATE REVOLUCIONARIO!

En el salón Boyacá de Capitolio Nacional se realizó el día 9 de septiembre, a partir de los siete de la noche, un acto político de homenaje de las mujeres revolucionarias a la candidata del Frente por la Unidad del Pueblo, Consuelo de Montejo. Con extraordinario entusiasmo, agitando permanentemente consignas contra el gobierno turbayista, la oligarquía liberal conservadora y el imperialismo norteamericano y dando vivas por las luchas del pueblo y por el avance de las fuerzas políticas integrantes del FUP, más de mil mujeres testimoniaron su aprecio por Consuelo de Montejo. El salón Boyacá se encontraba, desde las primeras horas de la tarde engalanado con pancartas y banderas del MIL, de la ANAPO, del MOIR, y del FUP, de los barrios del Sur y de los Sindicatos Independientes en las cuales se podía leer: “La mujer colombiana con Consuelo”, “La liberación de la mujer esta ligada con la lucha por la Liberación Nacional” etc.

Acompañados por clamorosos aplausos de las asistentes hicieron su entrada a las 7 pm, Consuelo de Montejo y Solita de Jaramillo, quien presidió el homenaje.

En medio de gran alegría fueron llamados a la mesa directiva los compañeros Álvaro Bernal Segura y su Sra. Fanny Sarmiento de Bernal, Germán Pérez Ariza y su Sra. Gilma Forero de Pérez, José Zamudio Parra y su Sra Emma de Zamudio y los dirigentes Luis A. Sánchez, Carlos Valverde y Marcelo Torres.

Con canciones revolucionarias y populares y entonando de pie el himno nacional se dio comienzo el evento con un saludo de Solita de Jaramillo en el que deseaba éxitos, y avances a la campaña del Frente Revolucionario.

Siguieron las intervenciones de las compañeras, en su orden: María Mercedes Rengifo, por el Sindicalismo Independiente; Ligia Villamil, por las vendedoras ambulantes; María Olga Jiménez, por la Juventud Patriótica; Myriam Bernal, por los Barrios del Sur de Bogotá; Gladis Murcia, por la Anapo; Clemencia Lucena, por los artistas, y Ana Nora Ochoa, por el MOIR.

La consigna repetidamente coreada en el homenaje femenino a Consuelo; “vinculemos a millares de mujeres al combate revolucionario”, empezó a hacerse realidad esa noche del 9 de septiembre, en el Salón Boyacá del Capitolio Nacional.