"MONO"

Mejor me voy para Nueva York a descansar y a hacer unas compritas papá viene conmigo al fin de cuentas él también casi que es presidente o es que ya ni te acuerdas. Además aquí hay mucho correveydile mucho trajín y ya me estoy cansando. De solo pensar que todavía nos quedan tres años me da escalofrío, porque francamente si vas a tener que hacer algo porque esto cada día se nos está poniendo más fregado. Deja de pararle tantas bolas a todas esas momias que te rodean y haz algo que de veras le guste a la gente. Los que algo me cuentan y al fin de cuentas son del pueblo, son las mucamas, los criados y los cocineros, que a veces me bajo a echarles su charladita, y por lo que me dicen no estás muy bien parado que digamos, como que no te toman muy en serio y hasta se burlan, claro que ellos me aflojan muy poco, pero dicen claro en otras palabras, que esto ya no es como antes, que ahora parece que nadie mandara, que no se siente una autoridad como se sentía en el gobierno anterior, que antes había certeza de lo que iba a suceder y que ahora no se sabe para dónde vamos y que nadie se siente tranquilo con la actual incertidumbre, es que mono no se cómo fue que nos dejamos meter en este lío, cuando estábamos tan bien de embajadores, pero no, tenias que dejarte llenar la cabeza de cucarachas y ahora mira como nos tienen, que por mas presidentes nadie nos tiene respeto, y claro, con esa parcimonia que te gastas, realmente parece que no te importara nada. Cómo te parece la que te están armando los estudiantes, que ayer no mas sacaron al rector de la Nacional con gorro de tonto por la Universidad y todo el mundo burlándose y escupiéndolo, pobre Santiago, y mientras tanto tú tan campechano te la pasas todo el día jugando pull con el secretario privado y el problemón de los campesinos que ya hasta se atrevieron a invadir la hacienda de tu ministro de agricultura, pobre Hernán, y mientras tanto tu te vas de vacaciones a las islas y a estrenar el avión presidencial, que aquí entre nos no está nada malo, y los obreros haciendo huelgas y paros a cada nada, y mientras toda esa chusma levantisca se la pasa poniendo pereque y llevando el país a manos de quien sabe qué fuerzas extrañas, tu te pones a jugar con los niños. Amor yo si te advierto cuando la cosa se empiece a poner color de hormiga yo me voy corriendo para Europa, al fin de cuentas fue allá donde me eduqué y donde he vivido más tiempo porque por más que he tratado siento que no encajo muy bien aquí. Con esas mujeres de los ministros que tienen esa forma tan barata y tan ordinaria de ser, es que es mucho lo que les falta, son tan ignorantes, que no se puede tener con ellas una charla que dure más de cinco minutos, en los cuales no hacen más que hablar del servicio, de la peluquería, del marido y cuanta vulgaridad te puedas imaginar, son repugnantes, cuando uno dice algo o comenta sobre música clásica, sobre pintura, sobre danza, sobre literatura, las pobres se quedan en Babia, son unas cosas y tú bien lo sabes mono que yo no estoy acostumbrada a relacionarme con gente menuda, y obviamente tampoco he podido volver a practicar mi inglés, mi francés, ni mi italiano y claro que tú vives muy ocupado, o mejor dicho eso es lo que debo creer, porque si te dieras cuenta por un segundo de las que tengo que pasar para conseguirme quién me corte más o menos bien un sastre seguro comprenderías mejor por qué es que tengo que hacerme toda mi ropa donde Cocó. Claro que ahora con ese sueldo de presidente, escasamente nos alcanzaría para vestidos nacionales y si no fuera por papá que es tan rico qué haríamos, dime, a ver, dime. Por ejemplo el sombrero de Jean Patou que me puse el día de la posesión se me volvió un desastre pues cuando fui a visitar las artesanías que está haciendo Graciela en Chía vino un ventarrón tremendo y mi sombrero de quinientos dólares fue a caer a un hueco lleno de barro y quedó hecho una lástima, no creo que aquí se pueda componer porque en este país con lo incapaces que son no se puede confiar en nadie, así que voy a ver si lo hago llegar de alguna forma a Jean en París, yo creo mono que en eso podrías ayudarme llamando a Silvio a la embajada y que él se encargue de todo, no te parece? Que sirva para algo ya que no hace nada y tú no le quisiste quitar el puesto o no. Ay mono sabes quién me choca mucho? El secretario de información y prensa, no sé, es tan engreído y se pavonea todo el día por el palacio de arriba para abajo, quién se estará creyendo, por qué no lo cambias, dale un consulado, o algo por ahí, pero que se vaya porque un día de estos no me lo voy a aguantar más y le voy a cantar sus cuatro bien cantadas, le he dicho varias veces que no me abra mis cartas y sin embargo me las abre y no me las hace llegar, porque yo también tengo quien me informe. Otro casito es tu secretario general con esa facha de malo de película siniestra, que parece que estuviera jugando a tu Fouché, sí ya sé, ya sé, que es uno de tus mejores amigos y de las pocas personas en que puedes confiar junto con el embajador de los Estados Unidos, que ese a pesar de que no tiene modales es más amable, pero tu secretario sí no me lo trago, además es un viejo verde, la otra tarde oí unos griticos y unas risitas muy sospechosas entre él y su secretaria, y yo que detesto tanta vulgaridad tenerme que aguantar todas estas cosas en mi propia casa, la casa de Bolívar ja! Y con las historias de tus antecesores, sería mejor que la llamaran la casa de la Manuela. Uno que si me encanta por lo caballero, leal y buen mozo es tu ministro de educación y además siempre tan callado, tan sobrio, claro que el pobre ha estado de malas, pues le ha tocado manejar a toda esa gente de la universidad que no hace más que poner problemas a cada minuto, yo no sé cómo te los has aguantado, si por mí fuera yo ya habría hecho sentir el peso de la ley sobre esos exaltados, te acuerdas en París cuando la revolución de mayo? Qué hizo el gobierno, pues andar con mano fuerte y se acabó la pelotera, pero tú no, tú los matas, haces que los golpeen sin misericordia, permites que la policía haga lo que se le dé la gana, y después te disculpas que fueron accidentes, que dos murieron de infarto, que otro se suicidó, que a otro lo mató un bus y no se que más cosas sin sentido, entonces como vas a pretender que te respeten si todo lo que haces lo desautorizas tú mismo, los pones presos y los sueltas al día siguiente, por eso cuando declaras el estado de sitio y el toque de queda es como si no hubieras hecho nada, al día siguiente te hacen más manifestaciones que antes y se reúnen más de tres por todos lados y tú sonriendo como si nada. Yo no sé mono pero esto se te está poniendo feo. Y estás creyendo que con decir todos los días que el gobierno no permitirá la subversión con esto la vas a acabar, y que diciendo como dijiste el día del Sagrado Corazón, que yo me quedé fría, que la fe en Dios es la única esperanza que le queda a las gentes en miseria, vas a contentar a todo el mundo, no mono yo creo que la cosa no te está marchando bien, la gente se da cuenta de todas esas metidas de pata, francamente no me explico como no te han dado un golpe militar, claro que los chafarotes son tan brutos que no se atreven pero donde aparezca uno medio avispado ahí va a ser, por eso no te descuides, eso de aumentarles los sueldos y el presupuesto se me hizo muy bien, porque a los cachuchones no es sino tenerlos bien comidos y no ponen pereque. Y tu último discurso en Cali en el congreso de gerentes en donde prácticamente declaraste subversivos a todos los colombianos, primero a los estudiantes, luego a los obreros, después a los campesinos, y finalmente a los maestros mejor dicho a todo el mundo, no dejaste ninguna fuerza popular para que te apoye a no ser que creas que los gerentes son las fuerzas populares. Y te vas para Montería y allí le dices a esa gentecita que los que ponen problemas son los ricos de las capitales, y el domingo pasado prometiste que no pondrías más impuestos y tus proyectos de reforma agraria y urbana no son más que un solo impuesto, quien te va a entender de esa manera, es que ni tus ministros pues ahí los ves contradiciéndose entre ellos en un mismo día, el de fomento dice que habrá alza de la gasolina, el de hacienda que no y el de minas que están estudiando el asunto, te imaginas mono estas declaraciones en un mismo día el efecto que pueden hacer sobre la opinión, pensarán que esto es una casa de locos. Y de encimadura te pones a explicar por qué eres optimista, cuando todo te está mostrando lo contrario, la industria está disminuyendo su producción, las exportaciones menores se acabaron y dizque la devaluación del dólar no afecta en nada al país dicen tus ministros para acabar teniendo que aceptar a los ocho días que lo perjudica gravemente, les debería dar vergüenza estar diciendo tantas mentiras, y para completar nos rebajan la cuota del café y nos limitan los precios y tú explicando por qué eres optimista, yo no sé mono pero mi papá también dice que la cosa no va bien, deberías pensar un poquito más en el futuro de los niños y en mí, ayer por la tarde esto no te lo había querido contar, la niña llegó llorando porque últimamente sus compañeritas no hacen más que burlarse de ella, repitiendo lo que tú dices, imitando tu sonrisa y caminando como estatuas tratando de parecerse a ti, sí mono no seas tan desconsiderado. Y para colmo de males, tu hijo atropellando gente con el carro a media noche, vas a tener que llamarle la atención seriamente porque de golpe nos mete de verdad en la grande, yo le he hablado pero a mí me hace poco caso, tú sabes las mamás siempre estamos imaginándonos cosas donde no las hay, nos preocupamos más de la cuenta, y él dice que ya está muy crecidito como para que yo lo venga a tratar como a un niño, así que te lo dejo a ti, tú verás como lo manejas porque lo que es yo ya no puedo. Y lo del viaje con papá a Nueva York me tiene por primera vez con nervios por la huelga de aerotécnicos y como tú no quieres hablar con ellos seguro se va a demorar mucho ese lío, habla con ellos mono, déjate de niñerías, con lo que ha subido el costo de la vida tienen toda la razón al pedir aumentos, y al tener esa actitud estás exponiendo a la gente a que se mate, francamente mono si llega a ocurrir un accidente es por culpa tuya y de nadie más. Y mírate al espejo, fíjate cómo te has engordado, cuando los otros presidentes se acaban y se enferman en la silla de Bolívar tú estás colorado y engordándote como un animal ahí sin hacer nada, como si aquí no estuviera pasando nada, vas a tener, ya que no puedes dejar de comer, que por lo menos disimular y mostrarte más preocupado por los problemas, de lo contrario las pocas personas que te respaldan van a dejar de hacerlo y ahí sí que camino vas a coger. Y no se cual es la ventolera que tienes con esa corbata azul de pepitas, que desde la posesión no te la has vuelto a quitar, como si no tuvieras cantidades de corbatas arrumadas por todos lados, la gente va a pensar que yo no me preocupo por ti ni de tu vestimenta, ay mono quítatela, ponte una de estas o esta verde que me gusta mucho, dame gusto en eso amor, por esta vez ya que no me quisiste dejar decorar mi oficina del Instituto Familiar como yo quería y no me dejaste traer los gobelinos franceses para poner en las paredes a cambios de esas fotografías de limosneros que tenían colgadas allá, de todas maneras las hice quitar porque me rebota ver tanta miseria y pensar el escándalo que me armaste solo porque la decoración costaba doscientos cuarenta mil pesos, y ahora que decidimos arreglar la sala del concejo de ministros no pusiste ni un pero cuando te pasaron un presupuesto de seiscientos mil, claro como era para ti ahí sí no dijiste ni mú, pero cuando se trata de mis cosas siempre me las trancas, pero no importa mono yo aguanto lo que sea con tal de verte contento, por eso me tiene feliz que te hayas comprado un avión y un helicóptero nuevos y que estás arreglando tu salón de ministros con todas las cosas que necesita un presidente para sentirse en el siglo veinte, porque ese cuarto sí estaba bien anticuado, con esos muebles viejos y esa humedad tan tremenda que se respiraba, claro que muchos irán a decir que es un gasto suntuario pero nosotros también tenemos derecho a trabajar cómodamente o si no para que nos nombraron presidentes, no es así mono? Por eso ahora vas a tener de todo: calefacción, aire acondicionado, extractor de aire, un sistema de iluminación fabuloso y unos muebles tan cómodos que con sólo sentarse ya empieza uno a cabecear del sueño y para completar un fabuloso cóndor de Obregón en la pared del fondo como símbolo de la fuerza y vitalidad que tú le estás imprimiendo a tu gobierno, no es así mono? Por ejemplo esa idea tuya del plan de austeridad en todas las dependencias del gobierno se me hace genial, pero lo que no entiendo amor, es que con la escasez de comida que hay cómo permitiste que toda la papa que hay almacenada en los silos se pudriera y no se la hubieran regalado a la gente que no tienen con qué comer, y las toneladas de enlatados que dejaron dañar y tocó botarlas por el salto del Tequendama, claro mono que yo no sé nada de economía y sus razones habrá, como cuando botan el excedente de café al mar, en fin como tú dices en relación a todo problema, eso debe ser un fenómeno mundial ya que tú no lo puedes evitar. Otra cosa que no entiendo mono, es que dicen que el Instituto de Reforma Agraria está quebrado, y estás comprándole al ejército una cantidad de aviones Mirage que cuestan una fortuna y que por lo que me parece no se necesitan para nada a no ser que quieras modernizar los bombardeos a las zonas de guerrilla, en fin, tú sabrás mono, y tienes que dejar de ponerle bolas a la vieja Berta que cuando abre la boca tú te pones a temblar de sólo pensar que pueda decir algo en contra tuya, claro que al fin y al cabo fue por ella que nos metimos en esta cosa tan difícil y se salió con la suya haciendo que su niño tan querido fuera presidente imponiendo sus derechos de madre putativa y utilizando todo su poder a través del pobre Mariano que ya está en las últimas y hace todo lo que a esa vieja loca le da la gana, y ahora no sé qué le habrá visto a Alvarito el hijo de su peor enemigo pero también lo quiere hacer presidente y meterlo en esta vacaloca, pobre, y, mono es que de solo pensar en esa vieja se me destemplan los dientes, que esa es otra razón por la que quiero ir ahora a los Estados Unidos, para que mi dentista en Boston me mire la boca, tú sabes que los dentistas de este país son unos salvajes completos y por nada del mundo me dejaría trabajar por uno de ellos, y también voy a aprovechar para ver si logro una entrevista con Pat Nixon y de pronto le saco un préstamo para el Instituto y si lo logro ahí sí acabo de arreglar mi oficina así a ti no te parezca, y aunque la oficina sea para ir sólo una vez al mes, quiero sentirme bien por lo menos una vez ya que en este rancho viejo lleno de antigüedades muy valiosas no se puede hacer nada, fuera de soportar frío y humedad en aras de la historia y la tradición, tradición, familia y propiedad y que la Virgen de Chiquinquirá nos proteja como dicen tus amigos de Medellín. Nada como el castillo que tuvimos en Italia cuando papá era embajador, te acuerdas mono? Allá fue donde nos conocimos, qué bello era todo: tú joven, delgado, empezando una hermosa carrera y todo en aquel marco fastuoso del renacimiento, tú y yo. Para ahora tener que pasar cuatro años en este dizque palacio sin jardines, ni fuentes, ni esculturas, ni nada, todo por ser la primera dama de este maldito país.

En ese entonces el valor de nuestra moneda permitía que la misión colombiana funcionara en uno de los más bellos palacios romanos, que hoy pertenece a la Embajada de España. El Embajador su señora y sus tres hijas María Cristina, María Isabel y María Elvira dejaron un recuerdo inolvidable por su señorío y distinción.

Por qué tienes que usar siempre chaleco que te queda tan mal dizque para no verte más gordo, pero como no eres capaz de dejar de comer a deshoras y te la pasas engullendo bocaditos todo el día aquí y en cuanta fiesta te invitan, cómo vas a creer que puedes adelgazar, fíjate en esa papada, ya se te está montando encima de la camisa no mono tienes que cuidarte de lo contrario vas a perder el apoyo de tu electorado femenino que se dejó convencer con tus atractivos si te vieran de cerca ahora, no mono es pura falta de amor por uno mismo, mira aquí en el álbum esta fotos de cuando estábamos en Roma, eras buen mocísimo, y cómo era de tímido y callado, casi me tocó conquistarte, a ratos pensé que nunca te ibas a atrever a declarar tu amor, qué risa no mono? Y hoy todavía no me explico cómo me cautivaste porque cuando tú apareciste tenía muchos admiradores, algunos de ellos de cuando fui reina de los estudiantes que todos eran gente bien, no como ahora, te acuerdas? Ay mono! Cuándo acabará esta pesadilla, cómo sueño que esto se termine pronto para que nos nombren otra vez embajadores y podamos vivir como antes, sin problemas, con todo lo que nos provoque al alcance de la mano, lejos de este infierno y para que los niños tengan la educación que se merecen en los mejores colegios de Europa, porque en este ambiente tan horrible de pronto se nos echan a perder. Pero con este trabajo en que nos toca aparentar que nos gusta todo lo de aquí estamos fregados. Papá también está muy preocupado, él sabe que esto no es para nosotros, que nosotros pertenecemos a un mundo mucho más civilizado. Llevamos veinte años de casados mono ya tenemos las primeras canas y metidos en semejante problema, que ni tú, ni papá, ni ninguno de tus amigos puede resolver, mono no te vayas a poner bravo, pero a ratos pienso que deberías renunciar, no, mentiras, no, sería peor porque de pronto no nos dan la embajada y ahora por lo menos, ahí llevando la caña la tenemos asegurada. Te acuerdas de nuestro viaje de bodas? Cómo era todo distinto en esa época.

Según indican las crónicas sociales la novia llevaba un vestido de encaje y tul modelo original de Christian Dior y el novio sacoleva, cubilete y pañuelo blanco en el bolsillo, pero lucía la tradicional flor en el ojal. El padre de la novia, político, diplomático y excandidato a la presidencia de la República para el período 1942/1946 y su señora ofrecieron una brillante fiesta social, como motivo del matrimonio de su hija con mono. La pareja pasó su luna de miel en Jamaica y de allí siguió a Washington donde mono fue, durante dos años Consejero de la Embajada de Colombia.

Te acuerdas de la vida en Washington donde nos reuníamos lo más selecto de la sociedad internacional, donde todo era tan fácil y los niños crecían entre los cerezos en flor y la paz de aquellos inviernos en que nos sentábamos frente a la chimenea y tú recitabas versos de Amado Nervo y los criados nos servían aquellos brandys de cosechas de antes de la guerra, te acuerdas como te gustaba aquel brandy Napoleón de la cosecha del dieciseis, y cuando nos presentaron a los Johnson, los Nixon y lo mejor, cuando conocimos a los Kennedy, te acuerdas del señorío de John, la energía de Bob, la informalidad de Edward, y todas sus mujeres tan en su sitio, tan discretas, tan aterrizadas, eso sí era vida amor, cómo pasa el tiempo, no mono? Y vernos ahora camino a viejos de presidentes de este horrendo país, padeciendo esta rutina, todos los días lo mismo, mientras las malas noticias y las crisis se agudizan, nosotros leemos los periódicos en la cama, tú recortas cosas y se las mandas a tus amigos, luego nos levantamos y vamos a un entierro o a algún pueblo a entregar un cheque o a inaugurar una tienda o a condecorar a alguien, por las tardes si estamos aquí tú juegas pull o vamos a cine con todos los secretarios y sus señoras y después si a ti no se te ocurre decirle al país que no tolerarás la subversión o que eres optimista o que como dijiste en tu discurso de posesión o que vas a nombrar una comisión evaluadora, nos metemos temprano a la cama a ver televisión y a comer golosinas, y así vuelta al otro día en que generalmente amanece lloviendo, nublado y una nueva mala. Mono tengo miedo.