TRÁGICAMENTE PERECEN DOS CAMARADAS

El 30 de abril murieron Ibagué, en un accidente de tránsito, los queridos camaradas Arcesio Vieda y Félix Amaya dirigentes del MOIR en el Tolima.

Arcesio había nacido en Garzón, Huila, hace 32 años. En 1972 ingresó a las filas del Partido y pronto se constituyó en líder de la Juventud Patriótica en la Universidad Santiago de Cali. Más tarde, como trabajador del Banco del Estado, contribuyó a la organización de los bancarios y se unió a la lucha que estos libraron a finales de 1974. Al ser despedido de su empleo por sus ideas, se fue a trabajar al frente de barrios en Cali. En 1975, acogiendo el llamado del Partido, se vinculó a las masas del campo y a los poblados del norte del Tolima. En este departamento integró el Comité Ejecutivo Regional. Quienes marcharon a su lado en cumplimiento de las bregas partidarias, no olvidarán jamás su entrega ejemplar al trabajo, su ánimo erguido y su férrea voluntad de servir al pueblo.

Félix Amaya era natural de Lérida, Tolima. Contaba con 27 años. Al cumplir los 20 se alistó en el MOIR, vinculándose al frente obrero en Cali. Luego de participar en numerosas movilizaciones y peleas populares, se trasladó al regional del Meta y, en 1976, al del Tolima, regiones ambas donde se hizo querer por las gentes sencillas y ganó nuevos militantes y amigos para la revolución.

En un comunicado hecho público el Primero de Mayo, el Regional del MOIR en el Tolima, dijo: “Nuestro Partido destaca a Arcesio Vieda y a Félix Amaya como auténticos ejemplares comunistas. En ambos la vitalidad de su juventud siempre estuvo a favor de la causa de los de abajo. Llevaron una vida sencilla y combatieron sin tregua contra los déspotas y los oportunistas. La eterna ausencia de estos dos camaradas la convertiremos en vida floreciente para la causa de los oprimidos. ¡Ese es nuestro deber!".